Ante la demanda de alimentos en el planeta, Argentina se perfila como el ‘supermercado del mundo’

El aumento de población a nivel mundial y la mayor demanda de alimentos, permite que Argentina se encuentre entre los países con mayor potencial para hacer frente al mencionado escenario.

Entre las ventajas que nuestro país posee, se destacan la diversidad de climas y suelos, también un capital humano específico y especializado aplicado al sector, la implementación de innovaciones como la siembra directa, la biotecnología y nuevas tecnologías de información y agricultura de precisión que permite reducir el impacto ambiental.

En la actualidad, Argentina, es el octavo país en superficie, tiene 43 millones de habitantes y produce actualmente alimentos para 400 millones de personas. Gracias a las nuevas medidas económicas y de promoción de la producción agropecuaria impulsadas desde diciembre de 2015 por el gobierno nacional, la producción agroindustrial ha experimentado un gran crecimiento.

Según datos del ministerio de Agroindustria de la Nación, la producción de cereales y oleaginosas ha crecido un 50%. Este año se produjeron 136 millones de toneladas; la producción de carne creció un 15%, la de lácteos un 20% y la producción forestal un 80%.
De esta manera, se espera que para el año 2020 el país produzca alimentos para 600 millones de personas, lo que hace imperante la búsqueda de nuevos mercados para colocar las exportaciones argentinas. En un reciente informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Fernando Andrade, investigador del INTA Balcarce, Buenos Aires, y Conicet, aseguró: “es necesario realizar ajustes en la agricultura argentina para asegurar una producción sostenible, o sea aquella que permita satisfacer de manera continua y equitativa las crecientes necesidades de la población mundial. Aún quedan cosas por resolver y mejorar en varios aspectos como el uso de plaguicidas, la deforestación y los monocultivos que resultan en contaminación, degradación de los suelos, pérdida de biodiversidad, excesos hídricos y emisiones de gases de efecto invernadero”.

Por su parte, Roberto Cittadini –técnico del INTA en Labintex, Francia– , comentó: “el mundo es uno solo y la posibilidad de generar los cambios necesarios para hacerlo sustentable nos incumben a todos. Hoy, la sociedad le demanda al sector agroalimentario innovaciones para ampliar su producción y el valor agregado, al tiempo que pide un desarrollo equilibrado de los territorios, el cuidado del medioambiente, la producción de energía y los cambios en los regímenes alimentarios, entre otras cuestiones”.

Andrade, a su vez, sostuvo: “la Argentina tiene una gran responsabilidad en materia de seguridad alimentaria para los próximos 20 años, por ser uno de los países con mayor potencial para producir alimentos del mundo. Debemos enfocar nuestra capacidad creativa e innovadora en adaptar, transferir y desarrollar tecnologías que resulten en mayores producciones con menos impacto ambiental”.

Es por eso que hay que generar conciencia y disociar producción y degradación ambiental. “Es necesario planificar los agroecosistemas para satisfacer las futuras demandas de productos agropecuarios, al tiempo que se reduce el impacto ambiental de la actividad. Esto nos va a asegurar la provisión de servicios ecosistémicos y beneficios socioeconómicos esenciales para la sociedad”, indicó Andrade.

Aumento de alimentos en el mundo

El técnico de Balcarce no dudó en confirmar que “la agricultura tiene una importancia estratégica en la economía argentina y la creciente demanda de productos agropecuarios constituye una gran oportunidad para el desarrollo equitativo de los territorios del país a través de la producción primaria y, principalmente, del agregado de valor y de la agroindustria”.

Para cumplir con la meta de alimentar al mundo, Andrade instó a “centrarse en la implementación de tecnologías basadas en procesos y en el conocimiento del ambiente”.
Cittadini, por su parte, profundizó el concepto al subrayar: “Somos dependientes de mercados que serán cada vez más exigentes y cambiantes y que obligarán también a profundas transformaciones de nuestro propio sistema agroalimentario. Debemos estar atentos e integrados a las evoluciones que se suceden a nivel mundial y, a su vez, mejorar nuestros propios sistemas de innovación y aprendizaje para que seamos capaces de construir nuestras propias opciones para enfrentar los desafíos del mundo contemporáneo”.

De acuerdo con lo que expresó el técnico del INTA, el cambio climático producido por el hombre es “un telón de fondo que exige un nuevo principio para la ciencia y el reconocimiento de la incertidumbre, en lugar de la búsqueda de certeza”.

Nuevos mercados

Para aprovechar las oportunidades que ofrece el mundo en materia de demanda de alimentos, el nuevo ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, considera que uno de los principales ejes de su gestión está orientado a la apertura de nuevos mercados.

Para eso, el trabajo por delante es importante. Por un lado transformar en la Argentina en un país confiable de abastecer alimentos, luego de que en los últimos años se incumplieran muchos contratos con el mercado internacional y, por otro lado el desafío es resolver los enormes problemas de competitividad que tiene nuestro país.

En las últimas horas, desde la cartera que conduce Etchevehere se anunció que Singapur ampliará la compra de carnes procedentes de Argentina, luego que las autoridades sanitarias de Singapur aprobaron los certificados que amplían el acceso a ese mercado.

Hasta el lunes pasado Singapur solo permitía la compra de carne sin hueso procedente de Argentina, mientras que aceptaba aquella con hueso pero siempre que fuera producida en la Patagonia -sur-. Ahora autorizará el ingreso de carne con y sin hueso -enfriada y congelada- de las especies bovinas, ovinas y caprinas provenientes de las zonas libres de fiebre aftosa, con y sin vacunación, de Argentina. “De esta manera, se abren nuevas oportunidad para más productores de carne bovina, caprina y ovina de otras regiones”, destacaron los Ministerios de Agroindustria y Exteriores en un comunicado.

El logro fue resultado del trabajo de la Embajada argentina en ese país asiático, junto con el Ministerio de Agroindustria, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), y la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici).

Además, el Ministerio de Agroindustria junto al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y la Agencia Argentina de Comercio Internacional e Inversiones, finalizaron la misión comercial a Vietnam con rondas de negocios donde una delegación argentina compuesta por 11 empresas recibió el interés de más de un centenar de empresas vietnamitas y mantuvieron un promedio de 20 reuniones cada una.

Ambos países tienen una prolongada relación bilateral que se ha ido estrechando con el tiempo, lo que se demuestra en el paulatino incremento del comercio y la cooperación bilateral en los últimos años.

 

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

*

Criterios en la moderación de comentarios que tendrá en consideración eDairy News en todas sus publicaciones.

  • No sé considerarán insultos de cualquier tipo en contra de cualquier persona, sea usuario, moderador ó editor. Sólo se aceptarán denuncias realizadas con nombre y apellido del autor del comentario, previa confirmación de moderador.
  • Críticas destructivas infundadas y gratuitas o expresiones de mal gusto, sean ofensivas, racistas o xenófobas.
  • Hacer SPAM, (Insertar vínculos de páginas web no relacionadas con el tema, proporcionar correos electrónicos, etc…)
  • Comentarios que no tengan sentido con la nota o con el sector lácteo.

Noticias relacionadas


Top