Atrapados sin salida

Pero la cadena lechera tiene características específicas que complejizan el análisis, con especial énfasis – y dentro de la vinculación entre sus distintos eslabones – en la relación entre el primario y el industrial. Y tiene, además, una larga historia que da cuenta de la falta de políticas sectoriales acertadas que se arrastran desde hace muchos, demasiados años, y que no podemos detenernos a detallar en estas líneas.

Me retrotraigo al año 2015, cuando una conjunción de factores nos encontró a los tamberos con una baja de precios de la leche cruda del orden del 30% nominal, un mercado externo estrangulado y el fin de ciclo de la larga gestión de la anterior administración. Y allí aparece la imagen del presidente Mauricio Macri hablándonos a los tamberos desde Venado Tuerto, anunciándonos que ya no volveríamos a estar solos. Y aparece también la imagen una improvisada asamblea de más de 100 productores en la Sociedad Rural de Brandsen, apenas un mes y medio más tarde, donde acudimos a escuchar al entonces Subsecretario de Lechería, Alejandro Sammartino a explicarle nuestra situación de quebranto agudizada por la devaluación y abrupta suba de nuestros principales costos, una vez adoptadas las primeras medidas del actual gobierno para comenzar a ordenar las variables macroeconómicas heredadas de la gestión kirchnerista.

Dos años y medio después, con nuestras esperanzas y expectativas hechas añicos, un puñado de variables describen fríamente lo que para la enorme mayoría de los empresarios tamberos, se traduce en desconcierto y desesperación: una brecha entre nuestros costos e ingresos que sigue incrementándose (en mayo, el punto de equilibrio requería 9$/litro -0.30 de u$s/lt- para alcanzar la disparada de insumos, mientras el precio percibido fue en promedio de $6,20 – Informe INTA-IAPUCO de mayo 2018); una producción que en dos años cayó en torno del 17% en relación a la del 2015 (a la falta de rentabilidad se sumaron severas inclemencias climáticas que agudizaron dicha caída histórica); exportaciones que en volumen disminuyeron un 25% en 2017 versus 2016, y tasas de interés que no nos permiten un mínimo financiamiento para sostener el capital de trabajo diario, con cadenas de pago literalmente paralizadas.

Hacia fines del año pasado, se conformó la denominada Mesa de Competitividad Lechera (MCL), que aglutinó a todos los actores de la cadena para trabajar sobre tres ejes principales: Mercados; Competitividad y Transparencia. A dos de esa casi decena de reuniones acudió Macri. Pero el trabajo enfocado en el mediano y largo plazo sucumbió a la mega devaluación que se precipitó con más fuerza de abril en adelante.

El jueves fue suspendida una nueva reunión con el Presidente, a la que se nos había convocado de modo intempestivo. Evidencia la improvisación e impotencia de parte de un Ministerio de Agroindustria que no sabe qué hacer frente a esta crisis. Tal vez – no lo sabemos – haya influido la noticia de que Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) tiene agendado un encuentro para el jueves 12, en Rosario, para que sus confederadas lecheras, dirigencia intermedia y representaciones tamberas de las sociedades rurales de base, definan cómo seguir frente a esta sangría que enfrentamos los productores tamberos.

Estado e industria, los otros dos eslabones fundamentales de la cadena, son en estas horas, frente al panorama terminal, los que deben afrontar la responsabilidad que les cabe para sacar a los tamberos de la sala de terapia intensiva de la que no se pueden mover. Lo nuestro es “sólo por hoy”, muchos tamberos no llegan a pasar el invierno con sus reservas de silo y forraje, y no pueden afrontar la compra de concentrados para suplementar sus vacas.

Sin embargo, esos dos actores no saben, no quieren o no pueden hacerse cargo. El uno, con su asfixiante carga impositiva y la incapacidad del funcionariado de no haber generado un plan al asumir, que contemplara la crisis profunda con la que “encontró” al sector. El otro, con argumentos vacilantes que intentan justificar los motivos por los que no van a recomponer el precio de la materia prima con la celeridad que requiere la necesidad del tambero para poder sobrevivir en el negocio. Ambos actores suelen justificar su pasividad en la “fragmentación” de la representación que arrastra el sector primario. Podría ser una razón atendible en un contexto diferente.

Los tamberos estamos presos de una coyuntura que es estructural, valga la paradoja. Somos entregadores de un producto perecedero, tomadores de precio y de costos que no podemos trasladar, enfrentamos la posición dominante de una industria que nos impone precio y plazos, y nos analiza la composición de la leche que entregamos sin que podamos constatar la veracidad de esos análisis. Porque el gobierno nunca accedió a hacer cumplir leyes vigentes ni a tomar medidas para garantizar que exista equidad en esta “relación entre privados”, tal como lo estipula el art 99, inc. 2 de la Constitución Nacional.

Hoy los tamberos estamos atrapados sin salida.

Autor: Andrea Passerini, Coordinadora de Lechería de Carbap
Fuente: BAE Negocios
Link: https://www.baenegocios.com/suplementos/Atrapados-sin-salida-20180708-0042.html

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

2 Comentarios

  1. Andrea said:

    Estimada Andrea Passerini:
    Coincido en todo lo que expresás, agrego que el productor lechero siempre estuvo solo y hoy “atrapados sin salida” (como bien describís), el estado,la industria y los que comercializan NO QUIEREN hacerse cargo de esta situación , mirando vergonzosamente para el costado muy ocupados en engrosar su propio bolsillo , con una balanza inclinada lamentablemente siempre para el mismo lado.
    Impotencia, tristeza, decepción… bronca.

  2. roberto said:

    Será verdad que siempre tiene la culpa el otro de lo que nos pasa?
    o no será que nosotros no hemos realizado nada para que eso cambie.
    Cuando leo chicanas como la de los laboratorios y sus analisis pienso:” no será tiempo que la entidad que los une, monte algun laboratorio para sus afiliados?

*

Criterios en la moderación de comentarios que tendrá en consideración eDairy News en todas sus publicaciones.

  • No sé considerarán insultos de cualquier tipo en contra de cualquier persona, sea usuario, moderador ó editor. Sólo se aceptarán denuncias realizadas con nombre y apellido del autor del comentario, previa confirmación de moderador.
  • Críticas destructivas infundadas y gratuitas o expresiones de mal gusto, sean ofensivas, racistas o xenófobas.
  • Hacer SPAM, (Insertar vínculos de páginas web no relacionadas con el tema, proporcionar correos electrónicos, etc…)
  • Comentarios que no tengan sentido con la nota o con el sector lácteo.

Noticias relacionadas


Top