Conseguir información agropecuaria, una misión casi imposible

En paralelo a estos despidos, se dispuso un recorte de las estructuras jerárquicas de Agroindustria, en donde subsecretarías como Lechería o Control Comercial Agropecuario perdieron su rango y pasaron a ser direcciones. Estos dos casos son emblemáticos, porque midieron con la misma vara la muy buena gestión que Marcelo Rossi lleva a cabo en Control Comercial con la ineficiente tarea de Alejandro Sammartino, el ahora director de Lechería.

Mientras Rossi encabeza un gran trabajo para la difícil tarea de transparentar la cadena comercial de la carne bovina, Sammartino –después de dos años de trabajo- no genera herramientas para un sector que atraviesa una fuerte crisis y cosecha infinidad de críticas entre los productores y la dirigencia rural agropecuaria.

Como parte de este paquete de recortes, desde la Casa Rosada unificaron los sitios webs de todos los ministerios. El resultado es realmente paupérrimo, y el sitio web de Agroindustria, que hasta hace algunas semanas funcionaba bien, con fácil acceso a información y actualizado constantemente, se ha convertido en una mediocre plantilla web, en donde es casi imposible conseguir algún dato.

En el caso del portal de Agroindustria, solo se puede acceder a las gacetillas de prensa, pero ni siquiera permite descargar las fotos. Puertas adentro del ministerio, los periodistas, fotógrafos y diseñadores que desempeñan tareas en esa dependencia experimentan una mezcla de desazón y molestia, al ver tan limitadas sus herramientas para difundir las actividades del ministro Luis Miguel Etchevehere y sus funcionarios.

Esta situación marca una contradicción más del discurso de la factoría Cambiemos, que siempre criticó al kirchnerismo por no difundir información estadística. En el portal de Agroindustria, ahora funciona una pestaña denominada “Datos Abiertos”, en donde confluye toda la información disponible del sector, pero de manera caótica. Por ejemplo, encontrar cual es la superficie sembrada de trigo en la campaña 2015/16 en la provincia de Buenos Aires constituye una auténtica odisea. En el SENASA se vive una situación similar, y desde hace algún tiempo sus estadísticas se derivan directo al sitio web del INDEC.

En el interior de Paseo Colón 982 corre un rumor, que explicaría esta inacción: Agroindustria perdería su estatus y descendería al rango de secretaría, bajo la órbita del ministerio de Producción. Una fuente consultada por REALPOLITIK deslizó que “por los pasillos de Agroindustria se lo vio a Dante Sica”, en referencia al flamante ministro de Producción.

Esta situación reaviva la disputa que en su momento protagonizaron Etchevehere y Ricardo Negri (hoy presidente del SENASA) cuando Ricardo Buryaile renunció al ministerio de Agroindustria. El hombre fuerte de CREA aspiraba a ocupar ese cargo, pero finalmente quedó en manos del entrerriano, en ese momento con muy buena llegada al presidente Mauricio Macri.

En este escenario de alta volatilidad, y con un Etchevehere desgastado en su imagen pública, si Agroindustria pasa a ser secretaria es muy probable que no acepte la baja rango. Así, la mesa estaría servida para Negri, que tendría su revancha y sería secretario de Agricultura.

Autor:
Fuente: REALPOLITIK
Link: https://realpolitik.com.ar/nota/31685/conseguir_informacion_agropecuaria_una_mision_casi_imposible/

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

*

Criterios en la moderación de comentarios que tendrá en consideración eDairy News en todas sus publicaciones.

  • No sé considerarán insultos de cualquier tipo en contra de cualquier persona, sea usuario, moderador ó editor. Sólo se aceptarán denuncias realizadas con nombre y apellido del autor del comentario, previa confirmación de moderador.
  • Críticas destructivas infundadas y gratuitas o expresiones de mal gusto, sean ofensivas, racistas o xenófobas.
  • Hacer SPAM, (Insertar vínculos de páginas web no relacionadas con el tema, proporcionar correos electrónicos, etc…)
  • Comentarios que no tengan sentido con la nota o con el sector lácteo.

Noticias relacionadas


Top