El círculo virtuoso de las esparcidoras de orgánicos

Son equipos que facilitan el aprovechamiento de los residuos de feedlots, tambos, criaderos de cerdos y avícolas, de producción intensiva.
Las esparcidoras de abonos orgánicos, permiten dos cosas de gran utilidad. Por un lado permitir a los establecimientos de procesos intensivos de producción como tambos, criaderos de cerdos, establecimientos avícolas (ponedoras y parrilleros) y feed lots puedan descargar sus residuos evitando su acumulación y la eventual contaminación de napas y cursos superficiales de agua. Por otro, obtener fertilizantes o abonos orgánicos, ricos en nutrientes para el mejoramiento de los suelos. En algunas zonas hace años que esta combinación virtuosa se viene dando, como por ejemplo el área de influencia de la Cuidad de Lujan, Mercedes, sólo para mencionar un par de ellas.

Y antes de avanzar con el tema, es muy importante recordar la necesidad del análisis del abono previo a su uso, al igual que el análisis de suelo, a fin de conocer claramente las características del abono a distribuir, de manera tal de saber si es necesario hacer alguna corrección por ejemplo de pH. Asimismo, es básico el análisis del suelo a fertilizar, aunque ese punto, es de importancia siempre, más allá de fertilizar con tal o cual abono.

Retomando el tema fierros, puede decirse que el contenido de humedad del residuo a distribuir define el tipo de máquina a usar.

Para sólidos, como los residuos feed lot, se pueden aplicar las máquinas fertilizadoras para abonos orgánicos, de uno o dos rotores de varias paletas metálicas cada uno, con forma de cresta de gallo. El rotor tiene su eje de rotación en posición horizontal. El o los rotores se ubican en el extremo posterior de una batea de metal, con 12 a 15 metros cúbicos de capacidad, como la caja de un camión volcador. El piso de la batea posee un transportador de barras de metal y cadenas, encargado de llevar el material hasta los rotores. La velocidad del piso y la de avance de la máquina, definen los kg/ha de abono distribuidos, en combinación con el ancho de esparcido del equipo. Este último depende de la distancia que el operador deja entre las entradas del tractor al lote, desde la cabecera. Esa distancia tiene que ver con la uniformidad de distribución de las paletas. Normalmente la cantidad distribuida por metro cuadrado de suelo es mayor en el centro que en los costados de la banda fertilizada. Por ello a mayor uniformidad normalmente se tiene un mayor ancho que no suele superar los 5 o 6 metros pudiendo en ocasiones ser de 12 pero difícilmente más. El piso y los rotores, toman movimiento desde la toma de potencia del tractor, que gira a 540 rpm, a través de cadenas, ruedas dentadas y varillas.
Un caja o algún engranaje permite variar la velocidad del piso y de los rotores para variar la dosis distribuida.

Otro tipo de esparcidoras de sólidos tipo feed lot son las máquinas de dos rotores de eje vertical con paletas en toda su extensión. En la base de los rotores dos platos con paletas complementan el trabajo de esparcido. Por lo demás, es decir, batea, piso y trasmisión es todo similar al tipo de máquina primero de los descriptos.
La diferencia radica en que los dos rotores verticales pueden distribuir hasta 50 toneladas de abono por hectárea, mucho más que el rotor horizontal que llega a las 10 toneladas o menos. Un aspecto de estos equipos que debe tenerse en cuenta es su necesidad de parar bastante frecuentemente, y más aún a medida que aumenta la dosis distribuida. Por ello es que tienen más aceptación en superficies relativamente no muy extensas. Todo depende del criterio de quien conduzca la operación del establecimiento, pero no se habla corrientemente de más de 50 ha.

Una alternativa de valor para ambos tipos de máquina son las transmisiones hidráulicas, las cuales en lugar de la trasmisión tradicional mecánica, alimentada desde la toma de potencia del tractor, mueven las paletas y piso a través de motores hidráulicos accionados desde la bomba del tractor o desde una bomba externa. Estas trasmisiones permiten aplicar dosis variable manual o accionada de acuerdo a la ubicación geográfica que brinde un GPS, mediante el software habilitante.

Asimismo, los modelos con rotores verticales, pueden usarse para distribuir el silaje en el silo torta o trinchera, proveniente de la picadora.

Otras, para sólidos pero con un grado algo mayor de humedad, como por ejemplo los residuos de ponedoras y pollos parrilleros, son las distribuidoras de abonos, de dos platos giratorios de eje vertical, equipados con cuatro barras esparcidoras cada uno. La tolva lleva, como en los modelos anteriores, una cinta transportadora en su piso que conduce el material a distribuir hasta una compuerta de apertura calibrada, ubicada al final de la batea. La compuerta con su mayor o menor apertura, permite regular la dosis de producto distribuida, en combinación con la velocidad de movimiento del piso acarreador y la velocidad de avance de la máquina. El ancho de trabajo puede llegar a los 8 metros, y la capacidad de la batea puede ser de 12 metros cúbicos.

Para trabajar con efluentes que tienen entre 5 y 15% de materia seca, es decir que provienen del tambo, se aplican los carros esparcidores de 7.000 a 12.000 litros de capacidad, equipados con bomba trasvase de efluentes, con una capacidad medida por su caudal máximo que rondan los 800 litros/minuto.

Esta bomba trabaja en dos posiciones, una para tomar el efluente de la pileta que lo contiene y la otra posición para distribuir el efluente en el campo.

La máquina lo puede esparcir en superficie o bien inyectarlo en un surco, lo cual depende de cómo esté equipada. Si posee un barral horizontal cercano al suelo con timones que llevan un surcador cada uno con una manquera de conducción desde la bomba, será una máquina inyectora. Si por el contrario tiene un barral a un metro de altura aproximadamente, el cual porta boquillas con la forma de un embudo con su salida mayor hacia abajo, es una esparcidora del producto en superficie.

También, si el mismo modelo tiene tubos de bajada desde la salida del embudo referido hasta una altura de 7 o 10 cm, la máquina distribuye en superficie y en bandas. Esta configuración es para cuando se prefiere localizar el producto a fin de distribuir un volumen menor por hectárea y distanciar las paradas para abastecer el tanque.

Con los efluentes líquidos es muy importante la logística para evitar contaminar las napas y cursos de agua superficiales, instalando canaletas, tuberías y piletas totalmente impermeabilizadas con material plástico (mantas en el fondo de las piletas y de los canales).

Autor: Juan B. Raggio
Fuente: Clarín
Link: https://www.clarin.com/rural/circulo-virtuoso-esparcidoras-organicos_0_B1NzGfVpM.html

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

*

Criterios en la moderación de comentarios que tendrá en consideración eDairy News en todas sus publicaciones.

  • No sé considerarán insultos de cualquier tipo en contra de cualquier persona, sea usuario, moderador ó editor. Sólo se aceptarán denuncias realizadas con nombre y apellido del autor del comentario, previa confirmación de moderador.
  • Críticas destructivas infundadas y gratuitas o expresiones de mal gusto, sean ofensivas, racistas o xenófobas.
  • Hacer SPAM, (Insertar vínculos de páginas web no relacionadas con el tema, proporcionar correos electrónicos, etc…)
  • Comentarios que no tengan sentido con la nota o con el sector lácteo.


Top