El Laboratorio Lácteo analiza 3.000 muestras de leche al día

El Laboratorio Lácteo analiza 3.000 muestras de leche al día

El Laboratorio Interprofesional Lácteo de Castilla-La Mancha (Lilcam), ubicado en el mismo recinto en el que se encuentra la Oficina Comarcal Agraria (OCA) que la Junta de Comunidades tiene en Talavera, analiza cada día 3.000 muestras de leche remitidas por ganaderos de toda la región, al igual que por profesionales del sector que tienen sus cabañas de ovino, caprino o bovino en otras comunidades limítrofes. Así lo puso de manifiesto ayer, en declaraciones a los medios, el presidente de la asociación que gestiona el Lilcam, José Carrero, quien acompañó al consejero de Agricultura, Francisco Martínez, en una visita que realizó a las citadas dependencias.
Carrero señaló que en el laboratorio se encargan de determinar la calidad de la leche, factor este que, según explicó, es fundamental para que luego se fije el precio que recibirán los ganaderos por el producto que se pone a la venta en el mercado. Al mismo tiempo, precisó que el control sirve igualmente para fijar la calidad de determinadas especies ganaderas, cuestión esta que permite a los productores «seleccionar a los animales no sólo por su cantidad de leche, sino por la calidad de la misma», concretó.
El responsable del centro comentó que aquellos profesionales que diariamente remiten sus muestras al Lilcam tienen la posibilidad de estudiar el resultado de los análisis prácticamente al momento, debido a que disponen de un sitio web desde el que consultar los niveles de calidad de la leche que producen sus animales. Esta herramienta es, en opinión de José Carretero, otro aspecto a tener muy en cuenta a la hora de conseguir una producción de mayor calidad.

Un orgullo para la región.

Para el Gobierno regional el papel que desempeña el Laboratorio Interprofesional Lácteo es de vital importancia no solo para los profesionales de la ganadería, sino también para las industrias lácteas que operan en la zona. Sobre este punto, Francisco Martínez aseveró que el hecho de que preste servicio a ganaderos de todo el territorio autonómico y de otras comunidades es «un orgullo para Castilla-La Mancha». De hecho, destacó que no existen unas instalaciones similares «desde Madrid hacia el sur».

Autofinanciación.

El máximo responsable castellano-manchego en materia de Agricultura también valoró de manera muy positiva que el Lilcam sea una entidad que logre autofinanciarse, dado que los ganaderos y las asociaciones ganaderas que recurren a sus servicios han de pagar por el análisis de su producción. A su juicio, esto permite que las instalaciones dispongan de una plantilla de 17 personas para llevar a cabo esta labor de estudio permanente.
Por todo esto, Martínez declaró que el Ejecutivo regional continuará apoyando al laboratorio y, del mismo modo, apuntó que «trabajaremos para que tenga futuro, para que se pueda seguir usando, siempre en colaboración con las organizaciones agrarias, los ganaderos y las industrias lácteas».
El Laboratorio Interprofesional Lácteo de Castilla la Mancha está dirigido por una asociación sin ánimo de lucro que comenzó su actividad en el año 2001, surgida de la inquietud de los ganaderos y de las industrias lácteas localizadas en la región, y que está apoyada por la Consejería de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha para disponer de unas instalaciones que permitan el estudio y el análisis objetivo y neutral de la leche que se elabora en las diferentes cabañas castellano-manchegas, al igual que las de otras regiones.
El Lilcam analiza sobre todo leche cruda en tanques, al igual que leche pasteurizada y productos lácteos terminado como la nata y el queso.
http://www.latribunadeciudadreal.es

*


*

Noticias relacionadas


Top