El repunte de los precios de la leche alivia el calvario de las granjas gallegas

El ejercicio 2017 tampoco será recordado en lo económico como un buen año para los ganaderos gallegos, aunque sí como la etapa en la que comenzaron a estabilizarse mercados y precios, tras la desaparición de las cuotas lácteas en marzo del 2015.

La eliminación de ese sistema de regulación, vigente durante un cuarto de siglo, provocó un severo desequilibrio entre producción y demanda que tumbó los precios de la leche hasta mínimos históricos y arrastró al borde del precipicio a la inmensa mayoría de las 8.100 granjas existentes en Galicia.

De hecho, atendiendo a las cifras oficiales, puede afirmarse que el mes de octubre ha sido el primero del último trienio en el que las explotaciones lácteas han conseguido ganar dinero con su actividad. Los datos de los que dispone el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) apuntan a que el precio medio al que se paga la leche gallega está, por primera vez desde diciembre del 2014, por encima de los 31 céntimos, cantidad en la que el propio Ministerio de Agricultura sitúa el umbral mínimo para que las granjas puedan alcanzar un beneficio neto. Las estadísticas recogidas por el organismo estatal a través de su sistema Rengrati (Red Nacional de Granjas Típicas) confirman este aumento de los ingresos de los ganaderos en un contexto de contención de los costes de producción.

Si, como cabe esperar, se mantienen las cotizaciones durante diciembre, los ganaderos gallegos cerrarán el ejercicio habiendo cobrado un promedio de 30,5 céntimos por litro de materia prima, inferior a la media de España (de 31,6 céntimos), pero sensiblemente superior a los 28,8 y 28,2 céntimos que se registraron en el 2015 y el 2016, respectivamente.

Mucho peor que en Europa

Las cifras no convencen, sin embargo, a distintas organizaciones profesionales que, si bien reconocen una evidente mejora con respecto a ejercicios precedentes, consideran que la actual situación sigue siendo crítica para el conjunto del sector. En este sentido, desde el Sindicato Labrego Galego apuntan que las explotaciones gallegas dejan de ingresar más de 10 millones de euros mensuales debido a la enorme diferencia de precios respecto al conjunto de Europa. Para su secretaria general, Isabel Vilalba, resulta necesaria la puesta en marcha de un precio base negociado entre los agentes del sector «que remate coa imposición unilateral de cotizacións que neste momento segue a levar a cabo a industria».

Los productores de la comunidad cobran 1,1 céntimos menos que la media española Desde Ganaderos de Mazaricos, la mayor agrupación de productores de ámbito municipal constituida hasta el momento en Galicia, explican que las subidas registradas por la leche en origen son claramente insuficientes. «Sobre todo tendo en conta a evolución que experimentou o prezo dos produtos lácteos industriais e as cotizacións no conxunto de Europa», apunta su presidente Óscar Blanco, que pide un mayor compromiso de todos los agentes del sector para cumplir con el acuerdo de sostenibilidad firmado hace algo más de dos años.

A los compromisos anteriores también alude Román Santalla, responsable de ganadería de UPA, matriz estatal de Unións Agrarias, que lamenta el retraso en la puesta en marcha de medidas destinadas a mejorar la cadena de valor de la leche, como la identificación obligatoria del origen de la materia prima. «Tanto industria como distribución están gañando diñeiro na actual situación. Para os gandeiros a situación mellorou moito, pero aínda precisamos que o prezo suba, como mínimo, dous céntimos máis para facer rendible a actividade e ir amortizando débedas».

Pese a las expectativas favorables que se presentan a corto plazo gracias a los buenos precios de la materia grasa de la leche, el ganadero dezano se muestra cauto y a la espera de la firma de los nuevos contratos entre industrias y productores que se rubricarán durante el primer trimestre del año. «Todo indica que os comezos de ano van ser mais favorables que noutras ocasións. Esperemos que a situación se manteña e se reflicta nos próximos contratos. En calquera caso, deberíamos apostar máis pola estabilidade que polos bos prezos temporais», apunta.

Pendiente todavía de contabilizar el mes de diciembre, todo apunta a que Galicia batirá este año su marca histórica anual de producción de leche, al sobrepasar los 2,7 millones de toneladas, un 4 % más que durante el ejercicio 2016. El 70 % de esa materia prima la controlan empresas de fuera de Galicia.

Con estas cifras, la comunidad se consolida por delante de Castilla y León y de Cataluña como la primera productora nacional con casi el 40 % de la leche total. Esto es, cuatro de cada diez litros que se ordeñan en España salen de los establos gallegos.

Pero esta hegemonía, todo hay que decirlo, no tiene su reflejo en los precios que cobran los ganaderos de la comunidad. De hecho, llevan más de una década sufriendo las cotizaciones más bajas ya no solo del país, sino también de las principales regiones lecheras del Viejo Continente.

Y esa desventaja competitiva se ha venido traduciendo para los productores de Galicia en unas pérdidas anuales de 45 millones.

50.000 granjas menos

En cualquier caso, este repunte en las entregas a la industria registrado en el ejercicio que está a punto de terminar cobra todavía mayor relevancia si se tiene en cuenta que se produce en un contexto de desaparición de establos que ha provocado que, desde la implantación de las cuotas lácteas en 1992, hayan cerrado sus puertas más de 50.000 ganaderías en la comunidad. En los últimos doce meses han cesado en su actividad, según datos del Fega, algo más de 400 establos.
el-repunte-de-los-precios-de-la-leche1

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

*

Criterios en la moderación de comentarios que tendrá en consideración eDairy News en todas sus publicaciones.

  • No sé considerarán insultos de cualquier tipo en contra de cualquier persona, sea usuario, moderador ó editor. Sólo se aceptarán denuncias realizadas con nombre y apellido del autor del comentario, previa confirmación de moderador.
  • Críticas destructivas infundadas y gratuitas o expresiones de mal gusto, sean ofensivas, racistas o xenófobas.
  • Hacer SPAM, (Insertar vínculos de páginas web no relacionadas con el tema, proporcionar correos electrónicos, etc…)
  • Comentarios que no tengan sentido con la nota o con el sector lácteo.

Noticias relacionadas


Top