#España: Las ganaderías de leche pierden 7.000 euros anuales comparado con el precio medio europeo

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia que cada explotación de vacuno de leche en España cobra una media de 7.000 euros menos al año debido a la diferencia de precios impuesta con el conjunto de la Unión Europea. Las estadísticas oficiales constatan que los ganaderos españoles –al cierre de la campaña 2011/12– perciben dos céntimos de euro por litro menos que la media europea: 0,315 euros/l frente a los 0,335 euros/l en la UE.

Pese a ser un país deficitario en leche (consume más que produce), España acaba vendiendo a precios inferiores que Francia y Alemania, cuando estos grandes mercados producen cuatro y cinco veces más que España respectivamente, según la organización agraria. En Alemania, según un informe del sindicato germano DBV, la leche se pagó en el año 2011 a un promedio de 0,348 euros el litro, lo que supone un incremento de cuatro céntimos respecto al año anterior. “Parece que las empresas de transformación y de la gran distribución hacen valer, aquí más que en cualquier otro país productor europeo, su posición de dominio ante los ganaderos. Es evidente que las administra­ciones deben tomar cartas en el asunto urgentemente para reequilibrar la cadena agroalimentaria y evitar así el inminente cierre de miles de explotaciones”, subraya el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.

La organización agraria alerta además de la caída ininterrumpida del precio de la leche en España desde principios de este año, bajando en algunos casos de los 0,26 euros/l actuales. “El sector lácteo sufre una insostenible crisis de rentabilidad al no poder conjugar el descenso de las cotizaciones con la escalada imparable de los piensos, espoleada por la crisis alimentaria mundial a raíz de la sequía en potencias cerealísticas”, añade Aguado. Hasta tal extremo llega la merma de ingresos que algunas granjas españolas están adoptando medidas drásticas como sacrificar parte de sus vacas todavía en edad de producción para obtener liquidez y seguir alimentando al resto de su cabaña.

De noviembre del año 2009 a abril del año en curso, los precios internacionales de la leche se mantuvieron estables entre los 0,41 y 0,33 euros/l. La Comisión Europea reconoce que la situación ha empeorado radicalmente pero de momento rechaza la adopción de medidas de intervención en el sector lácteo. Las previsiones comunitarias dan cuenta de un incremento modesto del consumo de productos lácteos en la Unión Europea y de una tendencia positiva en las exportaciones. Sin embargo, numerosos Estados miembros como España no comparten el optimismo de Bruselas y ya han reclamado un aumento de los precios de intervención y la activación de las restitu­ciones a la exportación para favorecer un alivio en los precios en origen.

Según Aguado, “la Comisión Europea no puede esperar más tiempo para actuar en defensa ni más ni menos que de la supervivencia del sector lechero. Su pasividad calculada resulta especialmente insensata en un momento en el que los precios internacionales de las materias primas están al alza. Ahora más que nunca, pasar a depender de terceros países en alimentos básicos es una política suicida. Por otra parte, la CE debe aprovechar la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) para garantizar una rentabilidad digna al productor y, en lugar de eso, lo que está haciendo es trabajar de espaldas al sector ganadero”.

JARC-COAG alerta por el descenso de precios de la leche y la subida de los costes de producción

En opinión de ambas organizaciones, la industria láctea recorta de manera unilateral los precios de modo que los productores se hallan en una situación límite per el incremento de costes de las materias primas. Insisten en que el precio de la leche ha pasado de los 32,8 euros/100 kilos en el año 2011 a los 30 euros/100 kilos actuales. Por contra, los precios de una ración de pienso para bovino de leche han pasado de los 29,8 euros/100 kilos del mes de diciembre a los 36, con unas perspectivas por lo que respecta al precio de los piensos muy desfavorables como consecuencia del encarecimiento del precio de la soja y de los cereales, en gran medida, provocados por la especulación que se produce en los mercados de futuro de las materias primas.

Desde JARC-COAG se ha solicitado una reunión de urgencia con el Ministerio de Agricultura a la vez que se reclama que se intensifique la vigilancia de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) sobre las industrias lecheras por la manera como se imponen los descensos unilaterales de los precios de la leche a los ganaderos. Recuerdan, además, que el pasado 24 de julio la CNC ya abrió un expediente sancionador contra diferentes empresas y asociaciones de la industria láctea como consecuencia de los “intercambios de información y posibles acuerdos para el reparto del mercado” en el establecimiento de las condiciones comerciales en el aprovisionamiento de leche cruda de vaca. Los principales afectados siguen siendo los ganaderos.

A la vez, JARC-COAG considera necesario que se inspeccione el incumplimiento de la normativa comercial por lo que respecta a la venta a pérdidas de la leche que utilizan las grandes distribuidoras ya que convierten un producto básico para la alimentación en un reclamo para aumentar las ventas de otros productos situados en grandes superficies. Y eso tensiona los precios a la baja que de nuevo cargan contra los ganaderos.
http://www.interempresas.net

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

*

Criterios en la moderación de comentarios que tendrá en consideración eDairy News en todas sus publicaciones.

  • No sé considerarán insultos de cualquier tipo en contra de cualquier persona, sea usuario, moderador ó editor. Sólo se aceptarán denuncias realizadas con nombre y apellido del autor del comentario, previa confirmación de moderador.
  • Críticas destructivas infundadas y gratuitas o expresiones de mal gusto, sean ofensivas, racistas o xenófobas.
  • Hacer SPAM, (Insertar vínculos de páginas web no relacionadas con el tema, proporcionar correos electrónicos, etc…)
  • Comentarios que no tengan sentido con la nota o con el sector lácteo.


Top