La incorporación de Coolesar a Colanta es un hecho

La incorporación de la Cooperativa Integral Lechera del Cesar (Coolesar) a la Cooperativa de Lácteos de Antioquia, Colanta, es prácticamente un hecho. Desde el mes de diciembre se viene hablando de este proceso entre ambas empresas para sacar de la crisis económica a la cooperativa cesarense.

De esta manera la empresa antioqueña se convertiría en la dueña de los $7.500 millones de pasivos y $23 mil millones de activos que tiene Coolesar; situación que no es del agrado de todos los productores, sin embargo el proceso avanza de manera positiva y antes de terminar el 2018 la empresa cesarense desaparecería.

Juan Carlos Lozada Ustáriz, quien está en la gerencia de Coolesar desde noviembre de 2017 explicó a EL PILÓN que en el mes de diciembre hicieron el primer contacto con Colanta en lo que tiene que ver con la incorporación; sin embargo, ambas empresas ya tenían una relación comercial desde hace aproximadamente cinco años, donde Coolesar le tiene arrendada la planta de lácteos.

“A partir de ahí y debido a la crisis de la empresa que viene desde hace unos 10 años y que se ha manejado con episodios de negocios buenos pero que han resultado paños de agua tibia, porque realmente no ha sido nada de fondo que sirva para sacarla a flote”, expresó Lozada.

El gerente se refirió a la crisis que asegura se debe en gran parte a la obsolescencia de los equipos, ya que Coolesar se quedó con los de hace 40 años, lo que hace que hoy en día se tenga una planta que es demasiado ineficiente y todo su funcionamiento es costoso; además de todos los actores socioeconómicos que se están dando en el departamento.

“Con el problema de Venezuela se nos cayeron las exportaciones y esta era una planta que vivía de eso y además vinieron situaciones en contra de este negocio como el contrabando de carne, el sacrificio ilegal, el abigeato. El sacrificio se bajó a un nivel nunca antes visto, y se tuvo que bajar el valor del mismo porque nos pusieron competencia desleal y se nos fueron clientes”, acotó.

EL PROCESO DE INCORPORACIÓN

A mediados de 2017, tras una visita de las directivas de Colanta a la planta de lácteos que tienen arrendada en Coolesar, la administración de esta solicitó a los antioqueños que les “tendieran una comercialmente” y tuvieron una primera reunión donde le plantearon la situación de la cooperativa cesarense y de allí se empezó a hablar de la incorporación como una posible manera de sacar la empresa adelante.

En enero de 2018 tuvieron una segunda reunión para profundizar sobre el tema, y algunos asociados de Coolesar junto al gerente estuvieron en Medellín donde le plantearon a la directiva de Colanta otras maneras, pero se insistió en la incorporación y desde entonces se trabaja en dicho proceso.

Lozada asegura que antes de tomar una decisión, se tuvo acercamiento con otras empresas de Valledupar buscando una salida y así tener varias alternativas. “De Klarens tuvimos una propuesta y el 15 de marzo fuimos a la Asamblea de Asociados a plantear las dos propuestas. Pero los asambleístas consideraban que la propuesta de Colanta era la más viable y en eso seguimos avanzando”, precisó Lozada.

Son varias etapas las que se deben surtir en este proceso donde ya pasaron la negociación.

Ahora viene una asamblea en Coolesar con los asociados que deben dar su autorización para que se haga la incorporación; la cual se tiene programada para el próximo 18 de julio.

Si es positiva se le planteará a la Superintendecia de Economía Solidaria y ellos tendrían que autorizar para iniciar en forma la incorporación.

Juan Carlos Lozada insiste en que esto es algo muy sencillo. “Colanta pasa a ser dueño de todos los activos de Coolesar y también pasivos; además de los procesos que tenga. Por su parte los asociados pasan a ser parte Colanta y ahí se crean unos beneficios que deberían dar las cooperativas, y que Coolesar hace mucho tiempo no podía brindarlos por la crisis. De ahí en adelante se harán inversiones en la planta de alrededor de 25 mil millones de pesos”, explicó el gerente.

Hoy Coolesar tiene 72 empleados y dentro del acuerdo con la empresa antioqueña se estableció que el 90 % de los trabajadores sean de la región. Sin embargo con las actividades se espera que la planta de trabajadores aumente. “Los beneficios económicos de esta incorporación se tienen que ver en Valledupar”, acotó Lozada, al asegurar que Colanta no va a comprar ganado en Antioquia, ya que necesitan animales que estén cerca por lo que esto incidiría de manera positiva en la economía de la región.

LA POSICIÓN DEL GREMIO

Hernán Araujo Castro, gerente del Fondo Ganadero del Cesar, quien inicialmente no estaba de acuerdo con la posible venta a Colanta, puesto que Coolesar es una empresa símbolo del Cesar dijo que “lamentablemente no se pudo hacer este proceso con otras empresas.

Lo que entiendo es que Coolesar desaparece y de ahora en adelante Colanta que es una empresa grande y que tiene los intereses de entrar, aprovechando la situación, para procesar carne y poder acceder a mercados nacionales e internacionales”, expresó.

Dijo que la llegada de la empresa antioqueña a la larga termina siendo un beneficio. “Lo que uno lamenta es que no se hubiera intentado una solución de tipo regional con los propios cesarenses par sacar adelante la empresa”, acotó.

Recordó que la crisis de esta empresa obedece a “la falta de control de procedencia de la gran mayoría de los expendios del departamento, especialmente de Valledupar, donde se han identificado 800 expendios formales en requisitos de sanidad y de documentación, pero no se identifica la procedencia de sus carnes. Aunque Coolesar es el único frigorífico autorizado para matar reses, en estos momentos está sacrificando menos ganado que hace 35 años atrás”.

EL PILÓN conoció que actualmente en Coolesar se sacrifican unos 80 animales en promedio diario; es decir un poco más de 2.000 reses al mes, cuando anteriormente se sacrificaban 150 reses diarias.

Por su parte, el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, José Félix Lafourie no ve de manera tan optimista esta “fusión” entre ambas empresas, al asegurar que se podría ver afectada de manera directa la economía de la región.

“Para sacar adelante el sector lácteo se requieren empresas fuertes y capaces de soportar los cambios en los mercados. Coolesar ha sido una empresa nuestra creada hace más de 40 años con un esfuerzo de productores y apoyo que ha tenido del Fondo Nacional del Ganado. Colanta no ha sido una empresa que haya defendido los procesos regionales sino que por lo general ha terminado imponiéndose en las regiones. Hubiera sido mucho más sano que Coolesar buscara otra empresa de la región como Klarens, pero si la decisión del Consejo Administrativo es hacer una especie de absorción lo que tiene que hacer es un negocio equitativo”, precisó.

Asegura que Colanta actuará con una sensibilidad totalmente diferente frente al sector “y hay miles de productores que viven de la leche y en consecuencia cuando un actor de estos ingresa lo hace bajo parámetros estándares que no tienen la sensibilidad de identificar pequeños o medianos productores, por lo que se podría ver afectado directamente la economía del departamento”, acotó.

Mientras tanto el secretario de Agricultura Departamental, Carlos Eduardo Campo Cuello, se muestra más neutral respecto al tema, aseverando que “Coolesar es una marca propia que fue construida por ganaderos cesarenses; llega un momento en que se toman decisiones internas empresariales que se respetan. Tendrán que evaluar si es la mejor decisión para Coolesar una unión con una empresa grande y fuerte como Colanta. En el caso que se llegará a dar, la idea es que le dé un mejor horizonte para Coolesar”.

Reconoce que lo que pasa con esta empresa es muy importante para el territorio, por lo que desde la administración departamental se está a la expectativa de poder acompañar la decisión que tome la Asamblea de Coolesar. “Si llega Colanta se debe tener en cuenta que es una empresa muy importante para el territorio y que es la mayor productora de leche que tiene Colombia”, acotó.

Lo cierto es que Coolesar que es la primera entidad en su genero en el departamento del cesar, está en Ley 1116 de intervención económica, además de las deudas por impuesto al degüello, predial. Para muchos es duro aceptar la realidad, que cooperativas como estas estén anunciando su final.

Colanta brindaría toda su capacidad técnica, administrativa y financiera ya que es una cooperativa sin ánimo de lucro fabricante de productos lácteos, refrescos, embutidos, vinos y cereales que exporta a Canadá, Curazao, Estados Unidos, Guatemala y Venezuela; además que tiene toda la experiencia en el mercado lechero, garantías en precios y en compra, entre muchos beneficios para asociados.
42 AÑOS DE HISTORIA

Es una empresa sin ánimo de lucro, con la misión de servir al ganadero a través de la transformación y comercialización de la materia prima, en carne, leche y sus derivados, con altos estándares de calidad, soportados en tecnología moderna.

Se creó en el año 1976, obteniendo en el mismo año la personería jurídica. Actualmente cuenta con 134 asociados y 72 empleados directos que han contribuido al cumplimiento de la misión, visión y políticas de la empresa, logrando una cultura de consumo, por proveer productos con altos estándares de calidad, llegando a convertirse en el 2008 en la empresa líder de productos lácteos en el Departamento.

Autor:
Fuente: EL PILÓN
Link: http://elpilon.com.co/la-incorporacion-de-coolesar-a-colanta-es-un-hecho/

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

*

Criterios en la moderación de comentarios que tendrá en consideración eDairy News en todas sus publicaciones.

  • No sé considerarán insultos de cualquier tipo en contra de cualquier persona, sea usuario, moderador ó editor. Sólo se aceptarán denuncias realizadas con nombre y apellido del autor del comentario, previa confirmación de moderador.
  • Críticas destructivas infundadas y gratuitas o expresiones de mal gusto, sean ofensivas, racistas o xenófobas.
  • Hacer SPAM, (Insertar vínculos de páginas web no relacionadas con el tema, proporcionar correos electrónicos, etc…)
  • Comentarios que no tengan sentido con la nota o con el sector lácteo.


Top