Una cooperativa y un municipio de Córdoba se hacen cargo de una planta lechera

Ante la falta de novedades en las negociaciones por la venta de la planta de SanCor en Brinkmann, a 270 kilómetros de la capital cordobesa, que iba a ser comprada por la multinacional Alasia, empleados y ex gerentes de la planta con el apoyo del municipio local y el gremio lechero analizan conformar una cooperativa de trabajo para poner en marcha nuevamente el establecimiento, que dejó de operar hace un año y tres meses.

“Hemos estado avanzando con todo lo que tiene que ver con el tema de una conformación de una cooperativa de trabajo, suplantando algunos de los proyectos que esperábamos que llegaran a buen puerto para SanCor”, explicó el intendente de esa ciudad cordobesa, Gustavo Tevez.
SanCor salió a romper el mercado de la leche pagando casi 7 pesos por litro

Los avances que había logrado SanCor para la venta de la planta a los grupos internacionales Eurofinanz y posteriormente Alasia volvieron a foja cero tras la última devaluación, que alteró los precios internos de un modo que las empresas internacionales consideran “poco serio”.

Para colmo, esto ocurrió en medio de tensiones macroeconómicas a escala global, con graves consecuencias en el mercado de lácteos, determinando lo que los expertos denominan “una nueva ‘tormenta perfecta’ para los tambos y la industria lechera” nacional.
Adecoagro controlará más del 90 por ciento de los activos de SanCor

Tevez explicó que “ya pasó un año y tres meses y no hubo novedades” para las familias que dependen directamente de la marcha de la empresa y para la ciudad misma, para la cual la planta de SanCor era todo un símbolo. “Vamos a trabajar por otros planes”, anunció el intendente. “Pondríamos en marcha una cooperativa con los trabajadores que quedaron en la planta de Brinkmann y quienes se quieran sumar. Es un gran desafío y estamos trabajando fuertemente con el apoyo del gremio Atilra, y con todo el respaldo desde el ámbito municipal”, aseguró.

“En Brinkmann se ha vivido de una manera especial lo de SanCor, con distintas opiniones e intereses. La planta fue pionera en el sistema cooperativo, y no podemos permitir que semejante estructura quede sin uso“, agregó el intendente.

Idas y vueltas con españoles. Por otro lado, el funcionario contó que participó de un viaje a la ciudad bonaerense de Mar del Plata para conocer la planta de Nuevo Amanecer, una firma que quebró pero se convirtió en una cooperativa, y que serviría de modelo para la iniciativa.

El grupo español Alasia ofertó más de 75 millones de pesos por la planta de procesado de leche y de fabricación de quesos que se alza en la localidad del este cordobés. Alasia compró campos en Córdoba y en Corrientes y habló con el Gobierno nacional de proyectos de inversión en el país por hasta 8.000 millones de dólares.

Sin embargo, el paso de los meses y la imparable devaluación del peso dejaron desactualizada la oferta de los españoles, tras lo cual las negociaciones se empantanaron.

A diferencia de otras plantas de SanCor, Brinkmann tiene certificación del Senasa pero no otras certificaciones de calidad de la industria láctea internacional. Es el mismo caso de la planta que la cooperativa tenía en Coronel Moldes y que también quedó fuera del acuerdo de SanCor con Adecoagro.

Autor:
Fuente: Comercio y Justicia
Link: http://www.gacetamercantil.com/notas/140274/

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

*

Criterios en la moderación de comentarios que tendrá en consideración eDairy News en todas sus publicaciones.

  • No sé considerarán insultos de cualquier tipo en contra de cualquier persona, sea usuario, moderador ó editor. Sólo se aceptarán denuncias realizadas con nombre y apellido del autor del comentario, previa confirmación de moderador.
  • Críticas destructivas infundadas y gratuitas o expresiones de mal gusto, sean ofensivas, racistas o xenófobas.
  • Hacer SPAM, (Insertar vínculos de páginas web no relacionadas con el tema, proporcionar correos electrónicos, etc…)
  • Comentarios que no tengan sentido con la nota o con el sector lácteo.

Noticias relacionadas


Top