La crisis en el Atlántico es preocupante, debido a que los niveles del río Magdalena se han reducido a la mitad y la sequía puede desatar también incendios forestales que acaben con los terrenos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La crisis en el Atlántico es preocupante, debido a que los niveles del río Magdalena se han reducido a la mitad y la sequía puede desatar también incendios forestales que acaben con los terrenos.

La situación ya es bastante crítica y ahora es cuando los campesinos empezamos a sufrir, porque los jagüeyes se secan, el agua es muy poca y no se ve la producción que necesitamos

Con el verano que apenas comienza, los cultivos ya no reciben suficiente agua y el pasto está seco. Los campesinos del sur del Atlántico advierten que hasta la leche puede llegar a escasear porque el ganado no tiene con qué alimentarse y en efecto están bajando aceleradamente de peso y así las vacas casi no pueden producir leche.

La presidenta de la Asociación de Campesino del Atlántico, pidió a la administración departamental el aval para la construcción de pozos que mitiguen la situación y para futuras épocas de sequía sirvan de reservorios.

La gobernación del Atlántico, le aseguró a los campesinos que está fortaleciendo los reservorios en 14 municipios del departamento para la protección de la agricultura que beneficia tantas familias y campesinos.

La idea es que cuando comience a llover en abril o en mayo, ellos tengan cómo recolectar el agua y poder aguantar estos momentos tan duro para nuestros campesinos.

Te puede interesar

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas

Sumate a

Mundo

Seguinos

Cerrar
*
*