Las exportaciones a este destino apenas superaron los US$ 100 millones y está fuera del top 10 de los mercados para el país.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
JUAN MABROMATA / AFP La manteca y los quesos son los principales productos de exportación a Rusia.

La relevancia de Rusia como destino comercial para los bienes uruguayos se ha ido desinflando durante el transcurso de la última década. Hoy está por fuera del top 10 de los destinos y dejó de ser un jugador de peso —como lo fue en su momento— para la carne vacuna, aunque es el responsable de más del 50% de las compras de manteca y del 17% de los quesos uruguayos.

En 2021, este destino comercial fue el 13 socio en relevancia con colocaciones por US$ 118 millones. Una década atrás, en 2012, las exportaciones a ese destino habían llegado a US$ 383 millones.

Sin embargo, con el transcurso de los años Rusia fue perdiendo peso como opción para los bienes uruguayos, en particular, para la carne vacuna que encontró en China un cliente con un apetito voraz para consumir la proteína top del país. El mercado chino paga precios sensiblemente superiores al mercado ruso para la carne vacuna. Fue por que el comercio cárnico con este mercado quedó relegado a productos que no pueden ingresar a la potencia asiática como hígados y lenguas durante el último año.

Clave para la manteca

El principal exportador de Uruguay al mercado de Rusia es Conaprole (31% del total) , la industria láctea líder del país que tuvo el 99% de las ventas de esa mercadería el año pasado. En 2021, la cooperativa realizó ventas a ese destino por US$ 37 millones. De acuerdo a la memoria anual de Conaprole, el mercado ruso representó apenas el 5% de las ventas al exterior de la cooperativa durante su último ejercicio. Ese destino fue el cuarto en importancia por detrás de Brasil (26%), China (23%) y Argelia (21%).

De todas formas, Rusia ha sido un destino histórico para la manteca uruguaya por los buenos precios que se obtienen en ese país. En 2021, esa mercadería fue el principal producto de colocación con exportaciones por US$ 27 millones, ese volumen representó el 52% de las ventas al exterior que realizó el país (US$ 51,7 millones).

Por otro lado, Rusia es el tercer destino (17%) en importancia para los quesos de Uruguay, por detrás de México (24%) y Brasil (23%). En 2021, las industrias uruguayas exportaron a ese destino unos US$ 16 millones en distintos tipo de quesos.

En lo que va este año (enero-febrero), la solicitudes de exportación de manteca (85%) y quesos (15%) a Rusia suman unos US$ 11 millones, de los cuales US$ 9 millones corresponden a Conaprole. El precio promedio de la tonelada de manteca exportada en este arranque de año al mercado ruso fue de US$ 4.540.

La gestión de Bustillo para volver con la manteca

Uruguay estuvo varios meses sin poder exportar manteca a Rusia. En agosto de 2020, la cancillería uruguaya informó que luego de “un intercambio epistolar de alto nivel mantenido” entre el ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Francisco Bustillo Bonasso, y el de la Federación Rusa, Sergey Viktorovich Lavrov, se logró reanudar la exportación de manteca de una planta de Conaprole.

Qué le compramos a Rusia

En 2021, Uruguay hizo importaciones a Rusia por US$ 101 millones, por lo que existe un superávit comercial de unos US$ 17 millones en la balanza comercial de bienes con este socio comercial. Las compras de Uruguay al gigante euroasiático están concentradas en fertilizantes químicos y urea (70% del total). Los principales importadores son las firmas Isusa y el Grupo Macció. En tanto, en un segundo escalón en importaciones a Rusia aparecen las compras de betunes y asfaltos naturales.

En materia de inversión extranjera directa en Uruguay, Rusia no tiene ningún tipo de relevancia para el país.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas