Esta inversión se suma a la de 16 millones realizada en 2021 para convertir la factoría catalana en la primera de la empresa en Europa en poder combinar la producción de productos lácteos y de alternativas vegetales.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La planta cuenta actualmente con seis líneas de producción, de las que cinco se destinan a lácteos y una a productos vegetales.
La planta cuenta actualmente con seis líneas de producción, de las que cinco se destinan a lácteos y una a productos vegetales.

Danone prevé acabar en 2023 su actual plan de inversiones para digitalizar la planta que tiene en Parets del Vallès (Barcelona) y que contempla destinar 6,7 millones de euros, de los que cerca de la mitad irán a proyectos aún pendientes.

Esta inversión se suma a la de 16 millones realizada en 2021 para convertir la factoría catalana en la primera de la empresa en Europa en poder combinar la producción de productos lácteos y de alternativas vegetales, han explicado este martes en un encuentro con la prensa el director de Operaciones de Danone Iberia, Víctor Sales, y la directora de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad, Laia Mas.

Sales ha apuntado que actualmente el 15% de la producción se destina a productos de origen vegetal, aunque la tendencia de estos productos es de crecimiento “y la producción de la planta deberá ser cada vez más vegetal”.

La planta cuenta actualmente con seis líneas de producción, de las que cinco se destinan a lácteos y una a productos vegetales, y cuenta con espacio para ampliar la producción en caso de necesidad.

En todo caso, Mas ha subrayado que existe un crecimiento en la demanda tanto de los productos lácteos, como de los yogures, como de las alternativas vegetales.

LA PLANTA

La factoría de Parets del Vallès, que se levantó hace 40 años, cuenta con una superficie de 50.000 metros cuadrados, de los que 21.000 están construidos, y da trabajo a 160 trabajadores.

Tras la inversión realizada para poder producir productos vegetales, tiene dos sistemas paralelos para evitar que se mezclen con los lácteos.

Los trabajos realizados en la factoría también han permitido reducir en los últimos dos años las emisiones de dióxido de carbono en un 16% y el uso de agua en un 27%, y alcanzar el objetivo de cero residuos.

Además, el 100% de la energía es verde tras el acuerdo de Danone con Iberdrola, y toda la leche usada es catalana; mientras que las bases de los productos vegetales –coco, soja y almendras– proceden de los mercados productos más próximos disponibles.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas