Investigadores y expertos compartieron soluciones para los principales desafíos del sector durante la Conferencia ONE de Alltech. Se destacó un caso chileno.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La disponibilidad de mano de obra fue uno de los aspectos que se abordaron. Crédito: Archivo.

La industria del ganado de leche es amplia y compleja, por lo que requiere aplicar la innovación permanentemente: desde la utilización de la información molecular hasta las herramientas para abordar las principales tendencias del mercado. Partiendo de esta premisa, expertos en la producción de bovinos lecheros de todo el mundo se reunieron en la Conferencia ONE de Alltech (ONE) –que se llevó a cabo en Lexington, Kentucky, Estados Unidos– para discutir sobre los desafíos actuales del sector y cómo nos aproximamos a un futuro prometedor.

Tecnologías y escasez de mano de obra

Un tema importante –que fue tratado en la sesión sobre ganado de leche de ONE– es el hecho de que los productores están abiertos a la adopción de nuevas tecnologías; sobre todo, por la escasez y el encarecimiento de la mano de obra en este sector. Actualmente disponen de equipos para asegurar el confort de las vacas (como ventiladores, aspersores o cepillos rascadores) o herramientas para controlar la salud (como la rumia, la postura, la laminitis o el tiempo de descanso). Además, cuentan con comederos automáticos y robots de ordeño (disponibles a las necesidades del animal).

La Dra. Marcia Endres (profesora de la Universidad de Minnesota) señaló en ONE que en el último año, por ejemplo, el salario promedio de los trabajadores rurales de los Estados Unidos aumentó un 6%. Y que las tecnologías representan una solución a mediano y largo plazo para los productores. «Mientras más alta es la inflación en un país y mejor es la respuesta del sector, entonces más pronto el ganadero podrá recuperar la inversión realizada», afirmó la investigadora.

Sobre el problema de la escasez de mano de obra, el Dr. Luke Miller (experto técnico en ganado de leche de Alltech) dijo en ONE que para lograr el bienestar animal es necesario brindar también bienestar a los operarios.

«Es muy probable que un trabajador que no es bien tratado, haga lo mismo con los animales. Lo que nos depara el futuro es una mayor automatización y una menor interacción de los operarios con los animales. Pero de todas formas, necesitamos personas en esta industria», recalcó Miller. «Por otro lado, no es fácil saber a quién contratar, pero es más difícil retener a los mejores empleados».

En este aspecto, la empresa Al-Safi Dairy Co. de Arabia Saudita es un caso de éxito que combina la tecnología y el bienestar de los trabajadores. Es la explotación lechera integrada más grande del mundo: donde 600 operarios son responsables de ordeñar 23 000 vacas Holstein, y de criar 22 000 animales jóvenes y 10 000 bovinos de engorde. Andrew Oddy (gerente de rebaños de Al-Safi Dairy Co.) destacó en ONE que a finales de año su compañía realizó un evento para sus 600 empleados con el fin de premiar con bonos a los que más destacaron en 2021.

«Los 4 pilares de la sostenibilidad que la explotación ha adoptado son: 1. optimizar las inversiones en alimentación, agua y mano de obra; 2. reducir el uso de antibióticos; 3. mejorar el comportamiento reproductivo y la longevidad; y 4. disminuir las pérdidas productivas provocadas por vacas con poca producción de leche», destacó Oddy.

Pero no es solo en el mundo árabe donde el sector de los bovinos de leche está prosperando. En Chile, la explotación lechera Ancali es actualmente la lechería robotizada más grande del mundo: con 90 robots de ordeño y 4 600 vacas en lactancia; que dan como resultado una producción promedio de 210 000 litros de leche por día. Pedro Heller (director ejecutivo de la empresa) comentó en ONE que ellos tienen como objetivo cumplir con sus metas en los diferentes aspectos de la producción.

«Con respecto a la salud animal, nuestras metas son mantener en 0.8% los casos de mastitis, en 0.5% los casos de laminitis, un 1.2% (de todos los animales) en vigilancia médica, y una tasa anual de descarte de 28%. Todo ello para producir 45 litros de leche por vaca por día», explicó el especialista.

Tendencias en la industria lechera

Para el Dr. Torsten Hemme (director ejecutivo y fundador de IFCN Dairy Research Center), el sector lechero mundial atraviesa actualmente un buen momento; a pesar de los altos costos de producción.

«Los precios de la leche y los productos derivados tienen ciclos que duran de 3 a 4 años, y en los últimos 5 años estamos viviendo la extensión de un ciclo al alza. Las épocas de los precios bajos han tenido una mejor y más rápida recuperación en este último período», explicó el experto en su presentación en ONE.

Mayor sostenibilidad

Siempre se ha cuestionado la sostenibilidad de la producción de bovinos lecheros. Pero eso sucede, en gran parte, por el desconocimiento que existe sobre la industria en su conjunto. Eso afirmó el Dr. Vaughn Holder (director del grupo de investigación de rumiantes de Alltech) durante su charla en ONE. De acuerdo con el experto, investigaciones realizadas en los Estados Unidos demuestran que más del 70% de las dietas que consumen las vacas no podría ser consumido por las personas. De esta manera, la transformación de estos subproductos en raciones de muy alto valor nutritivo tiene un papel muy importante para la sostenibilidad de nuestro planeta.

«Asimismo, debemos tener en cuenta la calidad nutricional de los productos de origen animal. Y cuando estos se comparan con las fuentes de proteína vegetal; vemos que su uso de agua o su huella de carbono es igual o menor. Por lo que además de aprovechar el alimento que se desperdiciaría, los rumiantes cumplen una función muy importante al nutrir a las personas con alimentos de alta calidad; sin afectar el medio ambiente» destacó Holder.

Para implementar un programa de sostenibilidad eficaz es muy importante la recopilación de datos para una acertada toma de decisiones. Según Andrew Wynne (director general de Alltech E-CO₂), el objetivo principal de un seguimiento es tener vacas más sanas y, a la vez, mitigar la huella de carbono.

«Utilizar la reducción de la huella de carbono como métrica de desempeño puede ayudar a lograr una producción de animales más sanos, evitar desperdicios y optimizar los ingresos de la explotación lechera desde dentro», explicó Wynne.

Para Wynne, para reducir de manera eficaz la huella de carbono se debe lograr que las vacas sean cada vez más productivas y eficientes. Y eso se consigue al producir más leche con menos animales o al utilizar solo los ingredientes necesarios en las formulaciones (para evitar un excedente de proteína en las raciones que no será aprovechado por el animal y terminará siendo excretado al medio ambiente).

Otro punto relacionado con la sostenibilidad –que también fue discutido en ONE– es el que involucra a los “factores ambientales, sociales y de gobierno” (ASG o ESG por sus siglas en inglés); junto con un resultado económico positivo. Aplicando ello, varios productores de ganado lechero están aumentando el uso de las razas de ganado de carne para sus programas de reproducción. Philip Halhead (fundador y director ejecutivo de Norbreck Genetics) indicó que los ganaderos de bovinos lecheros de hoy serán los ganaderos de bovinos de carne de mañana.

«Por ejemplo, las razas British Blue y Angus son actualmente las más requeridas en el Reino Unido, lo que tiene mucho que ver con la demanda de sus ciudadanos; ya que esas razas son las que producen la carne que desea ese mercado. Por lo que incluso con la genética es necesario estar atento a lo que quieren los consumidores, para tener éxito en este sector», comentó Halhead.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas