El Gobierno Federal de Brasil decidió el lunes pasado reducir otro 10% los aranceles del Impuesto de Importación sobre 6.195 posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM).
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Con este medida, será más barato el ingreso al vecino país de los productos lácteos de países que compiten en ese mercado con la Argentina y el Uruguay.

La medida, según informó el Observatorio de la Cadena Láctea (OCLA), abarca bienes como la leche UHT; Leche; crema agria (crema); yogur ; manteca, productos para untar (por ejemplo el dulce de leche); aceite butírico; queso rallado o en polvo de cualquier tipo; quesos mohosos (azules) y otros quesos con vetas obtenidos con Penicillium roqueforti; entre otros rubros lácteos.

Pero también se redujeron los aranceles de importación extrazona de frijoles, carnes, pastas, galletas, arroz, materiales de construcción, entre otros del Arancel Externo Común (TEC). La excepción es únicamente el queso mozzarella, cuya exención arancelaria fue revocada tras presiones de entidades del sector lácteo.

El objetivo del Gobierno de Brasil con esta decisión es paliar las negativas consecuencias económicas derivadas del Covid-19 y la guerra en Ucrania, y que han impactado principalmente elevando el costo de vida de la población de bajos ingresos y el aumento del costo de las empresas que consumen estos insumos en la producción y comercialización de bienes.

La reducción del impuesto a la importación de leche y otros productos lácteos tiene carácter temporal y vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023. La medida se encuentra contenida en la Resolución 353, publicada en el Diario Oficial de la Federación por la Comisión Ejecutiva de Dirección de la Cámara de Comercio Exterior, Ministerio de Economía, y entrará en vigor a partir del 1 de junio de este año.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas