Ni siquiera se producen mil litros de leche de vaca al día; los centros de acopio permanecen abandonados desde hace ya diez años
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La actividad lechera se encuentra a punto de la extinción en Quintana Roo, ya que los productores afirman que los centros de acopio se encuentran abandonados desde hace 10 años ante la falta de apoyos oficiales.

Es tan grave la crisis que enfrenta este sector productivo que, en la actualidad, apenas se logran captar 735 litros de leche por día, cuando hasta hace unos años se obtenía un promedio de 20 mil litros.

De acuerdo con el dirigente ganadero, Sergio Crisanto Mortero, son prácticamente seis años, del desplome de la actividad lechera, ocasionada por la falta de mercado y centros de acopio, a pesar de ser una actividad importante.

Con relación a los centros de acopio, afirmó que están abandonados desde hace casi una década y poco a poco los ganaderos dejaron de ordeñar las vacas.

Sólo para producir queso artesanal

Sergio Crisanto indicó que actualmente solamente prevalece la actividad entre algunos ganaderos de Nicolás Bravo y Bacalar, por la presencia de productores artesanales de quesos.

Si bien el hato ganadero estatal se estima en más de 120 mil cabezas, el 85 por ciento de ellas en los municipios Bacalar y Othón P. Blanco, muy pocos productores mantienen el acopio de leche.

El dirigente ganadero convocó a las autoridades para reactivar las plantas procesadoras de Bacalar, los centros de acopio y buscar mercado para el producto.

Puntualizó que es necesario, como sucede en otros estados del País, que se destinan recursos para los ganaderos productores de leche y así reactivar la actividad.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas