La nueva técnica de cruzamiento genético que es furor por producir más leche con menos recursos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En los últimos años, estamos viendo como los rodeos lecheros en diferentes partes del mundo están cambiando los colores y tamaños de sus vacas. Este fenómeno se explica en una mayor adopción de una nueva técnica de cruzamiento genético, que responde a la necesidad de los granjeros de obtener mayores ingresos mientras utilizan menos recursos.

Glenn Carlisle, un especialista en genética bovina de Ohio, EEUU, se encuentra entre los que promueven la cría cruzada planificada de tres razas bovinas. Esta técnica, denominada ProCROSS, fue desarrollada por las empresas VikingGenetics y Coopex.

De acuerdo al sitio web de VikingGenetics, ProCROSS es un sistema de cruzamiento rotacional con las razas VikingHolstein, VikingRed y Coopex Montbéliarde, que el combinarse proporciona vacas más sanas, más fértiles, de mayor longevidad y sobre todo, poseen una mayor eficiencia alimenticia al requerir entre un 10% y un 15% menos de alimento por unidad de producción.

«Los productores de carne bovina, de aves de corral y de cerdos han utilizado híbridos de tres vías desde que tengo uso de razón», dijo Carlisle.

Según el especialista, las vacas Holstein-Friesian de raza pura en blanco y negro han dominado la producción mundial de leche durante más de 100 años. En el camino, a través de la cría por selección se fueron desprendiendo algunas fortalezas de los animales para lograr una mayor producción. Así se ha acorado la longevidad en la vida productivas de las vacas con mayores costos de intervención en salud y varios problemas de fertilizad y reproductivos en general que han causado inadvertidamente algunos problemas que a los agricultores les significa importantes pérdidas de ingresos.

Carlisle señaló que el 90% de los Holstein de pura raza descienden de seis toros.

Los investigadores se decidieron por dos razas para complementar el impulso Holstein de producir grandes cantidades de leche. Son la Montebeliarde de Francia, una raza duradera, fértil y de bajos insumos, y la VikingRed, una vaca resistente desarrollada en los países nórdicos que tiene problemas de salud mínimos y alta fertilidad.

«Las crías resultantes son una variedad interesante de patrones de color, pero de tamaño uniforme, y logran fácilmente los objetivos deseados», dijo Carlisle. Con las generaciones venideras, el color del cuero se vuelve rojo y los animales son más bajos en estatura que los Holstein puros.

Carlisle dijo que estas vacas multicolores producen leche con mayor cantidad de sólidos, grasa y proteínas.

«A medida que las tendencias en el consumo de leche fluida continúan cayendo, y la demanda de manteca, queso, yogur y otros productos lácteos que desean los consumidores aumentan drásticamente, tiene sentido de muchas maneras», dijo Carlisle. «Dado que el pago a un productor lechero se basa en el porcentaje de estos sólidos contenidos en su leche, se pueden obtener mayores ingresos sin aumentar el volumen de leche transportada».

Las vacas cruza son más rentables que sus compañeras de rebaño Holstein, según el informe de un estudio de 10 años en establecimientos lecheros de Minnesota de alto rendimiento. El trabajo fue realizado por tres investigadores de la Universidad de Minnesota. Los resultados finales del estudio se presentaron en una conferencia de julio de 2019 en los Países Bajos.

«El concepto, ahora llamado ProCROSS, está demostrando ser una gran ayuda financiera para las familias agrícolas. Al disminuir los recursos utilizados en la alimentación y el trabajo, mejora la calidad de vida familiar con menores estrés», dijo Carlisle. «Eso es emocionante para mí como consultor de nuestras granjas familiares locales. Mejor calidad de vida con menos estrés. ¿A quién no le gustaría eso?»

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas