Si las pasteurizadoras no compran la leche a precios justos se acabará la industria ganadera.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Disparidad en el mercado de lácteos | Karla Barba | El Sol del Centro

En riesgo la subsistencia de 4,000 productores de leche por la disparidad en el mercado de los lácteos que han establecido el oligopolio de las grandes empresas pasteurizadoras, así como por la escalada en el precio de los insumos; si no hay un cambio en ambos factores, un alto porcentaje de los ganaderos no sobrevivirán el presente año.

Juan Pablo Franco, presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes (UGRA), reconoció que por meses han hecho esfuerzos para que la industria pasteurizadora compre la leche a precios más justos a los productores, pero ha mantenido sin cambios la cotización, pues saben que no tienen dónde colocar el lácteo.

Lo anterior, a pesar de que hay empresas que tiene alto márgenes de ganancia, pues venden la leche al consumidor final tres o cuatro veces más cara de lo que se la compran a los ganaderos; añadió que aunque “es una vergüenza lo que está haciendo la industria con nosotros”, las autoridades federales no han intervenido para paliar esta situación.

Juan Pablo Franco advirtió que si no hay una respuesta inmediata por parte del gobierno y las empresas, iniciránacciones, como plantones en las acopiadoras de leche y la toma de carreteras en el corto plazo, pues no les están dejando otra opción a los ganaderos que emprender estas medidas.

Las forrajeras ya no les están surtiendo alimento para el ganado porque se están retrasando en los pagos; en consecuencia, la dieta de los animales está más limitada, por lo que ha caído la producción de leche; ya hay establos que han comenzado a vender a los semovientes más viejos, para mantener al resto de sus reses.

Para concluir, el presidente de la UGRA dijo que si no se evita la catástrofe y la mayoría de los productores se declaran en quiebra, un aproximado de 16,000 familias del estado se verían afectadas en sus ingresos; pero también se acabaría el negocio de la ganadería, lo que tendría un impacto en el consumidor final, ya que las pasteurizadoras tendrían que comprar en los mercados internacionales, lo que incrementaría el precio de venta al público.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas