A través de la Sociedad Rural, la Academia de Agronomía y Veterinaria enfatizó sostener las campañas para eludir la amenaza que suponen las pestes animales
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria emitió un alerta para que no se afecte la vigilancia, prevención y tratamiento de otras enfermedades infecciosas del hombre y de los animales, como la fiebre aftosa y la brucelosis, ante las medidas y la atención que hoy exige enfrentar a la pandemia del COVID-19.
A través de un comunicado que hizo llegar a la población a través de la Sociedad Rural Argentina, sostuvo que la lucha contra el coronavirus “afectará todos los sistemas y habrá un riesgo alto de desatención del manejo sanitario de nuestros rodeos, fundamentales para sostener nuestra economía en los duros tiempos que se avecinan”.
Una de esas enfermedades siempre amenazante es el de la fiebre aftosa, que pone en riesgo las producciones ganaderas a nivel global y que si bien “ha sido muy bien controlada en casi todo el continente americano mediante la aplicación de planes de vacunación sistemáticos”, la Academia alertó que hay pasíses que han abandonado esta política con el objetivo de avanzar a estatus libres sin vacunación.
El riesgo, siguieron los expertos, pasa porque cuando un país toma estas decisiones se pone en riesgo sanitario al grueso de la región. Por esa razón, la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria dijo “verse obligada a dar el máximo alerta a las autoridades para que pongan especial atención en el sostenimiento de los estatus y programas sanitarios” y así evitar mayores impactos negativos en la economía y el bienestar de la sociedad.
El último brote de fiebre aftosa en la Argentina ocurrió en 2001 y a partir de esa situación se cerraron diversos mercados de exportación. Recién el año pasado, Estados Unidos volvió a comprar carne argentina, una muestra del impacto que tienen esos rebrotes a nivel económico.
Unos días antes de que se decretara el aislamiento social preventivo y obligatorio había comenzado en el país la campaña de vacunación contra la fiebre aftosa por parte del Servicio Nacional de Sanidad Animal (SENASA) aunque con los recaudos que exige la prevención del coronavirus. Esta tarea se extiende, por lo general, durante unos 60 días, aunque en este contexto podría extenderse. Es en este marco que la Academia emitió el alerta para que se continúe con la actividad.
Por eso, señalaron que “la ocurrencia de la pandemia de COVID-19, no debe ni puede afectar el funcionamiento del sistema sanitario pecuario que asegura la provisión de alimentos en forma sustentable y sanitariamente seguros”.
Sucede que parte de los técnicos que trabajan en el Laboratorio Nacional del SENASA fueron capacitados para colaborar en las tareas que hoy realiza el Instituto Malbrán, abocado totalmente a realizar los diagnósticos de coronavirus. Y aunque se trata de una actividad prioritaria todo indica que el alerta de la Academia pasa, justamente, porque no se desafecten las tareas que se vinculan con el cuidado de la sanidad animal.
“Es por estas circunstancias que la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria considera de máxima prioridad el mantenimiento de la alerta sanitaria, y la normal y sostenida marcha de los planes de control y erradicación de enfermedades como por ejemplo fiebre aftosa y brucelosis”
“La emergencia y reemergencia de enfermedades infecciosas del hombre y los animales ocurridas durante los últimos 20 años (fiebre aftosa, influenza, SARS, ébola, MERS, dengue, peste porcina africana y otras) no despertaron suficiente atención sobre los tremendos riesgos a los que las poblaciones estaban expuestas”, dijo la Academia.
Hoy, siguió el comunicado, los sistemas sanitarios de diversos países están siendo golpeados y recordó que “los impactos de la globalización ya se venían observando en la salud animal. Previo a esta pandemia del COVID-19, se desarrolló una epizootia de peste porcina africana (PPA) que afecta ya a 4 de los 5 continentes”. El único no afectado aún es el continente americano.

Te puede interesar

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas

Cerrar
*
*