La energía solar, el hidrógeno y comprar energía limpia a comercializadores hacen parte de su estrategia para cumplir con el objetivo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Alpina tiene en estudio la construcción de una planta solar de aproximadamente cinco megavatios de capacidad. - Foto: Foto: Alpina

Como parte de sus compromisos de sostenibilidad y la meta de ser una empresa regenerativa, Alpina se propuso que al cierre de este año el 50 % de la energía que consuma para sus operaciones en el país vendrá de fuentes limpias y para ello está contemplando diferentes alternativas.

Actualmente, la compañía cuenta con una planta de biogás, que está ubicada en Sopó, Cundinamarca, y genera el 18 % del total de la energía eléctrica que consume en Colombia y el 38 % de la que requiere su planta de producción en este municipio. Esto se logra gracias al tratamiento que se le hace al agua que se utiliza en la planta, a través del cual se genera un gas con el que se puede producir energía eléctrica.

Así mismo, Alpina tiene en estudio la construcción de una planta solar de aproximadamente cinco megavatios de capacidad, pero mientras esto se vuelve una realidad, comprará energía limpia a comercializadores en el país para cumplir su meta de 50 % de energía limpia. La compañía está por abrir el proceso y decidir qué tipo de energía está interesada en comprar: solar, eólica o biomasa, entre otras alternativas.

Otra de las apuestas de Alpina por las energías renovables no convencionales es el hidrógeno, que ha comenzado a tomar bastante fuerza en el país en los últimos meses. “En Colombia se está empezando a desarrollar una cadena de hidrógeno y hay planes a futuro. Estamos mirando cómo podríamos llegar a este tipo de combustibles que genera cero emisiones”, aseguró el coordinador de Sostenibilidad de Alpina, Fernando Tuesta.

A futuro, la compañía ve el hidrógeno como una posibilidad y por eso tiene en el radar todos los avances que se den en Colombia alrededor de este combustible para ver en qué momento se podría comenzar a realizar algún piloto. “Evidentemente uno siempre buscaría consumir el hidrógeno verde porque, además de no generar emisiones cuando se utiliza, tampoco genera cuando se produce. Por eso vemos un potencial ahí para descarbonizar las operaciones en el futuro”, agregó.

Además de trabajar hacia un consumo de energía limpia, Alpina busca reducir su demanda energética en la operación. En el 2021 logró un ahorro de 8,15 % del total de la energía consumida por cada tonelada producida respecto al 2020.

Alpina será plástico neutro en 2022

Alpina también se trazó la meta se ser plástico neutro para el 2022 y por eso desarrolló una estrategia de reducción con la cual logró gestionar el 59 % del plástico puesto en el mercado, a través de su recolección y transformación para evitar que los residuos llegaran a rellenos, ríos y mares.

Según las últimas cifras reportadas, desde el segundo semestre de 2021, a partir de ecodiseños se logró una reducción de 122 toneladas de plástico.

Por ejemplo, en las referencias de Yogurt Original, Kumis y Regeneris, se implementó un ecodiseño que sustituye una porción del plástico por cartón, lo que permitió una reducción de hasta el 45 % de plástico en los vasos.

Además, todas las sobrecopas de Bon Yurt tienen 30 % menos de plástico PET reciclado y en la botella de Yox se logró una reducción de 10 % de plástico, mientras que en las bolsas UHT la disminución fue de 12 %.

“Si bien en Alpina llevamos más de 75 años entendiendo la sostenibilidad como parte esencial de nuestro negocio, el camino es más exigente que nunca. En esta era no bastará con tener modelos sociedad-medioambiente-empresa balanceados, sino que tendremos la responsabilidad de pasarle a las siguientes generaciones sistemas más resilientes, más fuertes y en mejores condiciones”, aseguró el presidente de Alpina, Ernesto Fajardo.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas