El martes 29 de marzo se desarrollará un Facebook Live, junto con Alquería, para conocer de primera mano el camino que los ha llevado a ser una compañía que va en la misma dirección que los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Alquería tiene como meta la plantación de 15 millones de árboles a 2030, como parte del trabajo en la recuperación de ecosistemas. Foto: Cortesía Alquería

Si para algo le ha servido al mundo esta pandemia ocasionada por el Covid-19, ha sido para cambiar y entender que íbamos en la dirección errada. Y ese reconocimiento hoy no sería nada sin el papel de las grandes empresas. Son ellas quienes con sus acciones llevan a impactar la vida de millones de personas en el mundo, y Colombia en este aspecto, por fortuna, no es la excepción. Ya son varios años en los que Alquería ha venido trabajando a favor de la mitigación del hambre, de fortalecer la calidad educativa en la formación de los niños en el país y hasta en emprender acciones que generen conciencia sobre el consumo y el cuidado del agua. Todas estas bajo una gran sombrilla: ser la mejor empresa para el mundo, y que este sea un lugar mejor

Conocer y entender la transformación que ha llevado a Alquería a buscar ser la primera empresa láctea en ser carbono positivo para 2025, o cómo ha financiado la educación básica y profesional de miles de jóvenes soñadores, todos estos temas serán la guía para que el próximo martes 29 de marzo, a partir de las 11:00 a.m., en todas las plataformas web de El Espectador, se desarrollará un Facebook Live que contará con la participación de Carlos Enrique Cavalier, coordinador de sueños de Alquería, y de Adriana Velásquez, directora de Sostenibilidad y Sociedad de Alquería. En esta charla se hablará en detalle de cómo la labor de esta compañía se ha ido compaginando y articulando a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y cuyo fin único no es solo dejar huella en las comunidades, es impactar al entorno donde se opera en todo lo niveles: económico, social y ambiental.

A continuación presentamos las diferentes iniciativas que Alquería desde sus inicios y su Fundación Alquería Cavelier han logrado, durante más de 10 años, para generar iniciativas para combatir la desnutrición, cuidar el medio ambiente y brindarles oportunidades educativas a los más jóvenes y vulnerables del país.

Dentro de los grandes objetivos que se ajustan a los ODS que tiene Alquería como compañía, el primero se ha enfatizado en la nutrición. “Hambre Cero”, uno de estos objetivos, sirvieron para que la compañía, líder del sector, determinara que dentro de sus prioridades para trabajar en ese ODS, lo mejor era a través de diversos programa de nutrición. Con eso en mente, Alquería se ha planteado transformar hábitos consumidores y promover elecciones de consumo amigables con el medio ambiente.

“Es nuestro compromiso ser una mejor empresa para el mundo y, por eso hemos trabajado durante años de manera articulada con los bancos de alimentos, aportando al desarrollo de un tejido social en torno a la nutrición y la seguridad alimentaria. Nuestra apuesta es clara, es la nutrir el futuro de Colombia, transformando sueños en realidades”, explican desde Alquería.

Ese trabajo ha hecho que en más de una década se hayan donado más de 117.400 millones de vasos de leche, que equivalen a una cifra cercana de $40.827 millones en productos y que ha logrado llegar a más de cinco millones de beneficiarios. Todo esto gracias a que en 2009 Alquería se unió a compañías como Éxito, Unilever, Nutresa y la ANDI, para así fundar la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia, la cual reúne en la actualidad más de 22 bancos de alimentos llegando a todas las zonas del país.

Además de donaciones, Alquería cuenta con campañas de voluntariado y han llegado a la cifra de 1.532 colaboradores, quienes a través de donaciones han aportado la cifra de $290 millones entre estos y la compañía.

Así como la alimentación es un derecho básico que se debe atender con urgencia, también lo es la educación. Asimismo, en línea con los ODS, por intermedio de la Fundación Alquería Cavalier, la cual se ha caracterizado por ser una fundación generadora de desarrollo social, ha logrado incidir en mejorar la calidad de la educación pública y el acceso de la misma a miles de jóvenes que habitan las diferentes zonas vulnerables del país.

En este apartado vale la pena mencionar programas como el de “Talentos excepcionales”, el cual busca cerrar esa brecha frente a quienes no logran acceder a una educación profesional. A través de este programa, Alquería y sus aliados han hecho que diferentes estudiantes de noveno grado de colegios públicos de Cundinamarca accedan y terminen con éxito su educación superior en las mejores universidades del país, sin importar sin son públicas o privadas.

En este mismo ítem de educación, existen dos programas como “Integración lingüística” y “Mejoramiento de la calidad educativa”. Con el primero la fundación ha logrado brindarles a estudiantes de limitados recursos económicos de municipios de Chía y Cajicá la posibilidad de estudiar parte de la primaria y la totalidad del bachillerato en el Liceo Francés Louis Pasteur de Bogotá y en el colegio Los Nogales respectivamente. Posterior a la graduación como bachilleres, la Fundación a través de este programa financiará sus estudios de educación superior en las mejores universidades de Colombia o en el exterior, una labor redonda a la hora de formar.

Mientras que con el segundo va muy ligado con el objetivo de fortalecer la educación en todos los niveles. Esto a través del empoderamiento de sus directivos, docentes para que innoven en la práctica pedagógica, asegurando instituciones cada vez más sólidas y que atiendan los desafíos que en parte plantean todos los ODS.

En esa misma línea de los ODS, Alquería se ha venido consolidando como una compañía consciente de que el verdadero cuidado al medio ambiente debe empezar ya. Por eso han diseñado cinco ejes estratégicos de sostenibilidad, como lo es el cambio climático, la ganadería sostenible, economía circular y, por supuesto, la educación y nutrición de los más pequeños.

Estos objetivos y metas han llevado a que hoy por hoy Alquería sea la primera empresa láctea con productos certificados con el sello de carbono neutro en Colombia, esto al contar con empaques flexibles que logran generar un 60 % menos de huella de carbono.

La ética y el éxito empresarial vienen de ser consecuentes, de hacer aquello que se predica, de hacer de la responsabilidad social un fin, por eso desde Alquería afirman seguir trabajando hasta llegar al punto en el que el 100 % de su leche provenga de ganadería con parámetros sostenibles, al igual que dar su grano de arena para la reforestación de 15.000 hectáreas de bosque para 2030 y para que en ese mismo año se logre que 3.000 pequeños productores de leche logren triplicar sus ingresos derivados de la producción de leche. Una tarea que empezó hace más de una década y que por ahora todos los lectores de El Espectador podrán conocer a fondo el próximo martes 29 de marzo.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas