Asociación de Productores de Leche de Biobío llamó a los lecheros a ahorrar para lograr mantener márgenes de venta positivos frente a la incertidumbre actual.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La baja disponibilidad y alta demanda de insumos agrícolas para la producción lechera arriesga el rendimiento de la industria, a pesar del buen momento por el que pasa.

El aumento en el precio de los insumos para producir leche preocupa a los productores, que temen la salida de agricultores del mercado en el caso de que elementos como los fertilizantes no permitan equilibrar la venta con la producción.

El presidente de Asociación de Productores de Leche, Aproleche, Biobío y director de Fedeleche (Federación de Productores de Leche), Juan Pablo Aruta, dijo a diario La Tribuna que “todos los insumos ligados a la producción agrícola han subido más del 100%”.

“Los alimentos concentrados -que se les da a las vacas productoras de leche- también han subido mucho y a toda esta alza se le suma la incertidumbre de riego para cultivos que se ocupan en alimentación animal”, explicó Aruta.

BUENA VENTA, MALOS PRECIOS DE PRODUCCIÓN

El panorama anterior se da luego de un inicio de semestre donde “los precios de la leche se veían buenos, pero ahora los vemos con mucho temor”, agregó el productor lechero.

Otro problema, además de los precios de estos insumos, es “la baja disponibilidad de estos, y la alta demanda en el mercado agrícola”.

“Los precios de venta de la leche se han sostenido, pero los insumos subieron mucho”, indicó.

EL PELIGRO DE PERDER LECHERÍAS

Producto de lo anterior, Juan Pablo Aruta hizo un llamado “a todos los productores a sacar muy bien las cuentas y ahorrar al máximo para poder mantener márgenes positivos”.

Esto preocupa al dirigente gremial, debido a que “la subida de insumos podría generar la salida de productores del mercado, cosa que hay que evitar porque producimos un alimento de primera necesidad”.

MEJORES PRECIOS EN EL FUTURO

El presidente de Fedeleche, Marcos Winkler, dijo a Diario La Tribuna, que “el aumento de los fertilizantes, necesarios para mantener el pasto que se le da a las vacas subió, al igual que el maíz que se les da para alimentarlas”.

Lo mismo ocurrió con los distintos insumos farmacéuticos que se utilizan en la producción lechera”. Todos los mencionados anteriormente “subieron en alrededor de un 30%, mientras el precio de la leche aumentó en un 15%”, señaló Winkler.

Sin embargo, según el vocero de Fedeleche, “los precios deberían bajar en el futuro”.

MENOR COMPETITIVIDAD AMBIENTAL

Un productor lechero angelino, Enrique Tapia, dijo, en entrevista con La Tribuna, que también ha visto cómo “los insumos subieron mucho, en un 30 a 40 por ciento”.

Uno de los problemas para Biobío y la mantención de la rentabilidad de la producción lechera se daría, según Tapia, porque “aquí no hay praderas como en el sur, es decir, producimos todo el año, en un ambiente donde todo se mantiene alto”.

Pero según Tapia, “estos insumos no deberían seguir subiendo o las ventas bajarían”. Esto porque, una vez que los precios suben a ciertos montos considerables, muchos productores no pueden comprarlos.

Los pronósticos del lechero no son tan auspiciosos como el del vocero gremial del rubro lechero. Según Enrique Tapia, “todo va a quedar caro, pero tendremos que mejorar nuestra eficiencia en fertilidad y longevidad lechera de las vacas, entre otras tareas para el futuro”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas