La empresaria se mostró indignada. "Si me pedían permiso no pasaba nada", dijo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anamá Ferreira le hará juicio a una marca de dulce de leche por ponerle su nombre, no así su apellido, a uno de sus productos. La empresaria se enteró por Twitter y decidió tomar cartas en el asunto. “No me pidieron permiso”, sentenció.
La información la dio a conocer Rodrigo Lussich en Intrusos (América) quien consultó a la exmodelo por el tema y ella le respondió en un mensaje de voz: “Sí, están usando mi nombre para un dulce de leche, sí ya sé que soy una dulce de leche, pero lo están usando para otros productos y no me parece bueno porque la gente piensa que tengo ese emprendimiento”.
“No me pidieron permiso. Si lo hubieran hecho, hubiese cedido el nombre encantada, pero Anamá hay una sola y soy yo. Vamos a tomar acciones legales, con mi abogado ya estamos en eso”, detalló.


Difícil situación económica
Hace algunas semanas, en plena cuarentena, la exmodelo mostró su preocupación por el futuro de su escuela Anamá models que sufre el parate total al igual que los institutos de danzas, arte, gimnasios, y otros centros de actividades que no constituyen una necesidad básica.
“Estoy muy mal. Tengo que pagar nueve alquileres y a la gente que trabaja para mi, que está en blanco. Llamé al banco para ver si conseguía la plata, pero estoy en cuarentena no puedo conseguir los papeles, ¿cómo hago? ¿cómo voy?”, contó Anamá en Nosotros a la mañana (eltrece).


“Lloro todo el tiempo. Que tengamos las medidas de seguridad necesarias, sí, pero que nos dejen trabajar, por favor. Estoy mal, no puedo más, es un horror. Sé que tenemos que cuidarnos pero no tengo espaldas, no tengo a nadie que me dé un peso. Si no trabajo, no como y no pago”, se lamento.

Te puede interesar

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas