“Los tamberos militan la cadena y los industriales se militan a sí mismos”
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Desde diciembre pasado a la fecha el sector tambero argentino volvió a perder dinero al registrar ingresos que no logran compensar los costos de producción.

El análisis realizado mensualmente por el Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos (Iapuco) y el INTA muestra que la recuperación de la situación del tambo promedio, que parecía estar dándose en noviembre del año pasado, finalmente no se produjo. Y en estos días, con el nuevo contexto geopolítico, el panorama desfavorable se agravó.

Andrea Passerini, tambera en la localidad bonaerense de Carlos Casares y referente de la Comisión de Lechería de Confederaciones Rurales (CRA), suele ser una referente del sector que no tiene pelos en la lengua para describir la realidad del mismo.

-¿Qué mirás a la hora de analizar la cadena láctea?– preguntó Bichos de Campo a Passerini.

-En la cadena agroalimentaria láctea hay dos tipos de variables a mirar. Están las exógenas o extra-cadena, como la macroeconomía argentina y la economía mundial. Al tratarse de commodities, tenemos que mirar el mundo. Luego están las endógenas o intra-cadena, que son los problemas estructurales relacionados al funcionamiento de la cadena y la relación entre sus eslabones: el primario como el tambero, y el industrial que nos compra la materia prima.

-¿Qué problemas exógenos identificás?

-En Argentina tenemos derechos de exportación para la leche en polvo (9,0% del valor FOB) y los quesos (4,5), la inflación que distorsiona los números y la carga impositiva. FunPel y OCLA estudiaron que la carga impositiva agregada que tiene un lácteo promedio en góndola es del 42%, por lo que cuando comemos lácteos comemos impuestos. A nivel mundial, como consecuencia en parte de la actual guerra, no paran de subir los precios de los commodities agrícolas y, por ende, no para de subir el precio del alimento de nuestros animales (como el maíz o los balanceados).

“Lo que para un agricultor es aumento de ingreso vía aumento de precio, para un tambero es aumento de costo porque lo que come la vaca es trigo, maíz, harina de soja o harina de girasol. En una semana mi proveedor me avisó que el alimento (balanceado) que uso aumentó en 27 dólares. Hacía una semana me habían dicho que valía 303 dólares la tonelada y ahora vale 330 dólares”, ejemplificó la tambera.

-¿Qué problemas endógenos identificás?

-En una primera instancia el escenario externo se traduce en una menor riqueza para distribuir al interior de la cadena. También se verifica un abuso de posición dominante del eslabón industrial por sobre el primario. Esto no es opinión. La vulnerabilidad del que produce un producto perecedero y tiene que entregarlo todos los días tiene que ser contrarrestada por reglas de juego, sino tenés una “cancha inclinada”.

La empresaria lechera bonaerense asegura que “tanto los tamberos como las gremiales miran las variables macroeconómicas y muy pocos centran su mirada y su acción en los problemas que están adentro de la cadena en general. Tenemos un problema de reglas de juego comerciales adentro de la cadena, de cómo comercializamos la leche cruda y cómo nos la compran. Si no miramos eso nos pueden sacar las retenciones pasado mañana, pueden acomodarse las variables del tipo de cambio, pero dentro de la cadena seguiremos perdiendo parte de la riqueza que generamos”.

“Vos entregás la leche y al día 25 de cada mes estamos hablando sobre el precio que vamos a recibir. Vos ya entregaste, el industrial procesó 25 días de tu producción, y el tambero todavía no sabe qué le van a pagar.”, se queja Passerini.

-¿Y por qué se da esa fijación unilateral de precios?

-Porque hay compra venta oral. Vos entregás de palabra. Es muy molesto no poder vender la leche de otra forma para el tambero. El 70% de los tambos en Argentina produce 3000 litros de leche por día o menos. Solamente el 4% de producen más de 10.000 litros. Suben las retenciones y las paga el tambero, bajan las retenciones y se las queda la industria. Los gobiernos negocian precios cuidados con los industriales y la cadena ajusta más dramática y groseramente en el precio al tambero. ¿Por qué? Porque la industria puede ajustarle el precio y subirle o bajarle el precio como mejor le quede.

“El principal costo de los industriales es la materia prima. La fijación unilateral de precios es alevosa y todos se hacen los desentendidos, tanto el gobierno nacional, como los provinciales y los industriales”, aseveró Passerini.

-¿Qué alternativas existen para que eso no ocurra?

-La mejor tipificación de transferencia para vender leche cruda es un contrato de suministro a precio determinable, algo ya previsto en nuestro Código Civil y Comercial (artículo 1176). Y sería a precio determinable porque todos los días varían los sólidos de tu leche. Un litro de leche de un mismo tambo no se parece a otro litro de leche de ese mismo tambo. Para resolver esto no se necesita ninguna ley, resolución o decreto nuevo. Está todo escrito. Necesitas primero voluntad política, de las provincias y de la nación.

-¿Qué hacen las gremiales en ese sentido?

-¿A quienes defendemos? A esos más de 7000 tambos que están en la línea de la desaparición inminente sin los cuales no tendríamos litros de leche para exportar, y tendríamos incluso que importarla. La realidad es que desde CRA festejamos que quieran bajar las retenciones pero decimos que sin voluntad política esto no cambia. A los industriales les sirve este status quo. El tambero, y CRA en particular, te milita la cadena, y el industrial se milita a sí mismo. A los tamberos no nos defiende nadie.

En este sentido, Passerini afirmó” Estamos muy solos denunciando esto porque es muy incómodo hacerlo. Lo más cómodo es salir junto con los industriales a pegarle al gobierno de turno, a decirle que baje las retenciones y a pedirle que no congelen los precios. Pero cuando hay que ocuparse de lo que pasa dentro de la cadena, para que de a poco se laburen estos temas, nadie se hace cargo”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas