Argentina |3 mayo, 2016

Reunión | APLA: Convocatoria a reunión con representantes de Banco Nación

Créditos para la emergencia hídrica.

Créditos para la emergencia hídrica.

Escribir sobre agua estancada, escribir sobre agua que brota y corre, no es una tarea fácil, las letras, se convierten en barro, y el barro se quiere convertir en la tumba de muchos productores, con su lapida resquebrajada y anónima, se transforma en la angustia de los trabajadores lácteos que ven como los tanques llegan casi vacios a las plantas y temen por sus fuentes de trabajo, toma la forma ese barro de tristeza, de acobardamiento, del hartazgo de nuestros tamberos y tractoristas, de los camioneros lácteos, todos ellos, que dejaron su último aliento bajo la lluvia que por casi 20 días seguidos, cayo y cayo desde el cielo , a veces fuerte, otras despacio, destruyendo en algunos casos años, décadas de trabajo, en unos pocos días la lluvia forzó a tomar decisiones, apresuradas, entre incertidumbres y lagrimas, entre preguntas silenciosas de familias enteras preocupadas , viendo como la ya difícil situación que se transitaba, fruto de malos precios y unas cuantas cuestiones más que todos de sobra conocemos, se convirtió en un precipicio hacia la nada.

Los que integramos APLA, durante el temporal ,mantuvimos silencio, cuestionado silencio seguramente, pero como siempre fuimos cuestionados , valga la redundancia , por decir lo que pensamos, cuando así lo hacemos, y por callar cuando el silencio habla por nosotros, pero la verdad se hizo presente, y eso, a veces no tiene precio, tantas veces dijimos que todo estaba en riesgo, que había que entre todos , más allá de las ideologías políticas que gobiernen nuestro país, salvar no solo la Lecheria, estábamos peleando por mucho más que eso, por una forma de vida, por nuestras familias, por cada uno de nosotros, hoy que el miedo sobrevuela las mentes del otrora mas corajudo, de que en las calles de nuestros pueblos brota el agua y que en los negocios solo entra el viento frio como cliente, todos son conscientes de la tragedia que camina entre nosotros, ahora todos nos damos cuenta de muchas cosas, y aunque no lo digamos, el silencio, nos lo grita cruel.

Cada miembro de APLA, esta golpeado, algunos más, otros menos, como lo está cada trabajador en el campo, con ganas de tirar todo al diablo, y que el agua se lo lleve todo de una vez por todas. En estas semanas , la sensación que nos queda, es que abandonar la lucha, es el camino fácil, y que el sálvese quien pueda, que brilla en los ojos de algunos cuantos productores, los egoístas y los oportunistas de siempre, que ven en la desgracia del colega productor, de su vecino y amigo, hasta pariente a veces, ven en esa desgracia, la gran caída de la producción de leche, la mortandad de vacas en los campos y frigoríficos, la mortandad de terneros, ven, el beneficio de su flaco bolsillo, es el famoso, pan para hoy, hambre para mañana, es el más de lo mismo, o mejor dicho, peor de lo mismo.

APLA, cree, que de esto, de lo que venía pasando de hace varios años, pasa y va a pasar en los meses próximos, debemos sacar una gran enseñanza, la cual es que , la indiferencia, hacia lo que a veces le ocurre al otro, el no valorar nuestros orígenes de gente de sacrificio y trabajo, en algún momento nos golpea a todos, y que no es solo producir a lo loco, por que algún gurú, algún iluminado nos impulsa a ello, escondido detrás de oscuros intereses a veces comerciales, a veces político, a veces personal, y no estamos hablando de los ingenieros y veterinarios que dejan el cuero al lado nuestro en los campos, hablamos del sistema capitalista obsceno en el que estamos inmersos, en el que la persona trabajadora en general ,y el productor en particular paso a ser no un numero mas, si no, una vaca mas, a ser ordeñada hasta que se seque, y cuando vieja, después de dar miles de litros de leche, y muchos terneros, vaya a parar al matadero, o exhale su último suspiro enterrada en el barro entre una nube de moscardones.

Es por eso que estamos seguros , que de esto se aprende mucho más que en los tiempos lindos, en que las mieles de la bonanza individualista nos endulzaba el pico haciendonos creer que el día nunca terminaría ,que la noche nunca llegaría, que solos, siendo eficientes, el mundo era nuestro. En que estamos terminando, en que fuimos usados por muchos, y ahora , nuestra vida , es casi de esclavos de un sistema que nosotros mismo creamos, mas producíamos, menos nos pagaban, más eficientes queríamos ser, mas nos endeudábamos. Hoy , el destino se nos burla, no hay leche, empieza a valer, pero ¿vale la pena ese precio que ahora vamos a cobrar?, cuando finalizada la batalla contemos los muertos, donde cualquiera de nosotros podemos ser un cadáver pudriéndose en el olvido de quienes nos usaron, no los voy a nombrar, a esos, a los que nos usaron, son muchos, no valen la pena, no valen una sola gota de sudor de nuestros tamberos enterrados en el barro, no valen una sola lagrimas de mujeres del campo, todas, que vi en estos días llorar de impotencia y preocupación por el futuro incierto.

Habrá que repensar que vida queremos vivir, que queremos ser, y esta, tal vez sea una oportunidad única.

APLA, les dice a TODOS , a no bajar los brazos, productores, tamberos, tractoristas, camioneros, trabajadores, ya se va el agua, el barro hoy es nuestro enemigo, pero con el barro se construye. El agua ,nuestra enemiga numero uno hoy, destruyo, pero el agua también es vida, con ella nos bautizan, por eso, decimos que sacar fuerzas de donde no hay, no es fácil, pero hoy es la única opción, necesitamos ayuda de los gobiernos, si algo vendrá, mucha o a lo mejor nada, no lo sabemos, estarán a las alturas, esperemos que si, pero no debemos aferrarnos a eso, debemos aferrarnos a nuestros orígenes, agachar la cabeza y azotar a nuestros sueños, como seguramente habrán echo nuestros abuelos y abuelas, con los bueyes y caballos que tiraban los arados, cuando por primera vez clavaron una reja en la dura , desconocida y virgen tierra, hace ya más de cien años, azotar nuestros sueños, seguir arando nuestro futuro, y sembrar nuestro destino, con esas mismas semillas que ellos traían en sus corazones, junto con el amor a sus hijos, junto seguramente a sus miedos, junto con sus miserias y tristezas, volver a sembrar con fe y coraje. pero sobre todo con esperanza .

APLA, los invita para el Miércoles 4 de mayo de 2016, en el hotel San Martin de Suardi. a las 18.30 hs, donde Gerentes Zonales, gerentes de sucursales de nuestros pueblos y ciudades vecinas del Banco Nación Argentina, que siempre estuvo y está al lado del productor, y que en estos días de silencio, ellos y nosotros , muy preocupados por lo que pasa , pensando ya en la reconstrucción y que ningún productor mas caiga, estamos viendo nuevas líneas de créditos de salvataje, prorrogas, etc, es un pequeño paso, es un pequeño aporte que estamos tratando de hacer, además de muchas otras cosas más que silenciosamente estamos gestionando. Esta invitación se hace extensiva a todos los productores agropecuarios como así también al sector comercial de las aéreas declaradas en emergencia, ya que existen líneas de financiamiento para todo el entramado social.
APLA

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas