El grupo de empresarios liderados por José Urtubey negocia con el gobierno nacional y el de Santa Fe un plan de salvataje. El desafío con el sindicato.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Manzur y Domínguez reunidos con el secretario general de Atilra, Héctor Ponce

La cooperativa SanCor, que supo ser líder a nivel mundial en la industria láctea, viene arrastrando hace años una crisis que se profundiza mes a mes, llenando de incertidumbre a los más de mil trabajadores y productores de la cuenca lechera.

En consecuencia, un grupo de importantes empresarios liderados por José Urtubey, dueño de Celulosa Argentina, Marcelo Figueiras de laboratorios Richmond, Gustavo Scaglione titular del grupo La Capital, junto al estudio jurídico de Leandro Salvatierra y el empresario lácteo, Jorge Estevez, avanzan en el diseño de un fideicomiso y un plan de salvataje que permita inyectar fondos para volver a darle competitividad a la cooperativa, según publicó el diario La Nación.

Para ello, según fuentes al tanto de las cuentas de SanCor que hablaron con LPO, hacen falta al menos 100 millones de dólares para arrancar , un volumen de inversión exorbitante pero necesario para sostener una marca que sigue siendo muy prestigiosa en el mercado pero corre el riesgo de desaparecer si continúa el desguace.

“Hacen falta al menos 100 millones de dólares para arrancar , un volumen de inversión exorbitante pero necesario para sostener una marca que sigue siendo muy prestigiosa en el mercado pero corre el riesgo de desaparecer si continúa el desguace”

Es por ello que el grupo interesado vienen manteniendo reuniones hace seis meses con altos funcionarios del gobierno nacional y de Santa Fe, donde SanCor tiene un peso específico fundamental en la cadena productiva provincial, para encontrar mecanismos de financiamiento estatal para apuntalarla.

“Hemos hablado con el gobernador (Omar Perotti) para ver de qué manera hay un esfuerzo compartido dentro del fideicomiso para poder administrar de una forma distinta y regenerar sustentabilidad futura a través de la agregaduría de valor y que no decaiga la burguesía nacional”, explicó José Urtubey en diálogo con La Política Online.

La idea que tienen en mente los empresarios con el fideicomiso es el de capitalizar la empresa con fondos y créditos blandos que aporten nación y provincia, sumar un management que reestructure la empresa totalmente y se avance en la conformación de una sociedad anónima.

“Hemos hablado con el gobernador (Omar Perotti) para ver de qué manera hay un esfuerzo compartido dentro del fideicomiso para poder administrar de una forma distinta y regenerar sustentabilidad futura a través de la agregaduría de valor y que no decaiga la burguesía nacional.” José Urtubey

Es que a pesar de la crisis sostenida durante años, SanCor sigue teniendo un potencial inmenso y una inserción en el mercado privilegiado que con el fideicomiso se busca reflotar. Por ejemplo, recuperar el nicho de leches maternizadas donde la cooperativa ofrecía una variedad y calidad muy alta y a precios más accesibles pero se terminó cayendo con las sucesivas crisis y hoy ese mercado está copado por Bagó y Nestlé, principalmente.

Allí reside el interés del empresario Marcelo Figueiras, titular de Laboratorios Richmond, quien aportaría el know-how para el desarrollo de leches fortificadas para recién nacidos y otros productos relacionados al pharma.

Sin embargo, el gran desafío que deberán afrontar es con el sindicato cuyo principal referente, el secretario general de Atilra, Héctor Ponce, se reunió este lunes en Casa Rosada para tratar este tema con el jefe de Gabinete, Juan Manzur y con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

“Hoy por hoy, la situación tiene que ver con que nosotros entendemos que hay que salvar a la empresa y básicamente los puestos de trabajo. Este es el tema fundamental por el cual nosotros venimos”, manifestó Ponce al finalizar el encuentro.

“Vamos a apoyar todas las medidas que estén orientadas a salvar a la empresa y los empleos. Sabemos que la cooperativa tiene un montón de vicios.” Fuentes Sindicales

Fuentes del gremio que dialogaron con LPO se expresaron en ese sentido; “vamos a apoyar todas las medidas que estén orientadas a salvar a la empresa y los empleos”, y reconocieron que “la cooperativa tiene un montón de vicios”, a la vez que avalarían la conversión a sociedad anónima, reduciendo la asociación a servicios mutuales.

Ocurre que durante décadas, quienes estuvieron al frente de la administración de SanCor llegaron a gozar de beneficios inéditos más parecidos al de los grandes accionistas de los holdings multinacionales que a una sociedad cooperativa.

A modo de ejemplo, en la localidad de Sunchales, en el centro-oeste de la provincia de Santa Fe, donde está asentada su sede y no hay más de veinte mil habitantes, cuenta con un aeropuerto y una pista más sofisticada que la que tiene el internacional de Rosario que se comenzó a construir en 2006 a instancias de Sancor Seguros cuando la aseguradora estaba ligada a la cooperativa.

Supo contar con ocho frecuencias semanales de Macair Jet a Buenos Aires y Villa María y sobre todo, era utilizado por los aviones privados en lo que se movían los directivos de SanCor. Una extravagancia más que pinta los lujos que usufructuaron quienes estuvieron a cargo de la empresa, además de los sueldos millonarios, era que en el aeropuerto había máquinas expendedoras de bebidas y comida totalmente gratis para quienes viajaban.

Sin embargo, hace poco más de tres años, los privilegios se cayeron a pique junto al desguace de la empresa, aunque aún hay mucho por reestructurar para volverla competitiva, aseguran quienes conocen los números y el organigrama.

Durante el gobierno de Cambiemos, el propio Macri chocó con Atilra a quien le adjudicó gran parte de la responsabilidad por la situación de la empresa considerando al convenio colectivo de trabajo como “pésimo y casi inviable para la industria”. Por ese entonces, se intentó el desembarco de la neozelandesa Fonterra, líder número uno, pero las negociaciones fracasaron.

Por ahora, según pudo saber LPO, el sindicato Atilra está dispuesto a acompañar el plan de reconversión que están madurando entre los empresarios y los gobiernos nacionales y el de Santa Fe porque además, es uno de los perjudicados ya que hace años que la cooperativa no paga los aportes y según dicen desde el gremio, no se le ha privado a ningún trabajador de la cobertura de salud.

Te puede interesar

2 respuestas

  1. Por qué no cuenta el Sr. Ponce cuántas veces usó el aeropuerto para trasladar modelos y figuras de Buenos Aires a fiestas que se hacían en Sunchales ? (Aviones y fiestas pagados por el gremio) o los centros de salud y de “educación” levantados en Sunchales (poblacionpoblación de menos de 20.000 habitantes) con inversiones multimillonarias con dineros del gremio ? (Qué parecido a todo lo que vimos estos años en TV respecto de la obra pública no ?).
    Cuando el Sr. Ponce habla de vicios, supongo que incluye allí lis que su gremio metieron en la cabeza de una gran porción de sus afiliados que es más fácil sacarle una muela a un león que hacerlos trabajar.
    Y esto no significa “defender” a los nabos y a los inmorales que integraron lis directorios de la Empresa los últimas 20 años.
    Ojalá la tome un grupo privado y la reestructura como debe ser

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas