Andrés Magallanes, representante de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC) en Los Cabos, dio a conocer que la propuesta del gobierno federal de reducir los precios de los productos de la canasta básica, es un arma de doble filo, debido a que los costos de producción en algunos alimentos de primera necesidad han tenido acelerados aumentos, además de que algunos de éstos productos no alcanzarían a abastecer a la población de la entidad.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Refirió, además, que en el caso de la producción de la leche, la cuenca de Baja California Sur no le alcanzaría a abastecer a todos los sudcalifornianos, debido a que el producto natural en sí no es suficiente, por lo que tienen que recurrir a sustitutos que vienen de fuera y que en últimas fechas han tenido un incremento en sus precios.

“El ejemplo en Baja California Sur, es que en la cuenca lechera que viene siendo la del Valle y lo que se consume y produce en el Valle no alcanza para abastecer a todos los pobladores de Baja California Sur y por esa circunstancia tienen que utilizar sustitutos de leche, proteína y leche en polvo, productos que vienen de los Estados Unidos o de otros países”.

Dijo, que eso es lo interesante de bajar los precios de la canasta básica, debido a que antes en BCS los quesos se elaboraban con el 100% de leche entera, pero ha estado pasando algo, los queseros del Valle están viendo que meter sustitutos y proteínas, les rinde la leche y pueden hacer más productos que con pura leche entera, insumos no estaba tan elevados y que los motivó a sacar más productos al mercado.

Añadió que sí con 10 litros de leche antes hacían un kilo de queso seco, ahora con esos 10 litros y las proteínas que hoy en día se utilizan para hacer más productos obtienen hasta 3 kilos de queso, así que productores empezaron a hacer más quesos, desde luego bajando la calidad del producto, pero hacían más y ganaban más dinero, sin embargo, la proteína y la leche en polvo han tenido significativos aumentos en sus costos, de tal manera que un kilo de queso cuesta ahora 90 pesos cuando meses atrás se encontraba en menos de los 80 pesos, dijo que el tema habría que analizarse bien.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas