El Director Nacional de Lechería, Arturo Videla, habló en un mano a mano con EDN sobre la actualidad del sector lácteo en el marco de su visita a TodoLáctea.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

-¿Cómo estás viendo a la cadena lechera?

 

-Antes que nada, muy contento con la muestra, con el regreso de estos eventos, porque ponen en valor lo que hace el productor día a día. Lo que hace la gente que trabaja por convicción y vocación de la producción lechera. Pone en valor el trabajo de la industria, los procesos, su compromiso con el valor agregado. El valor agregado de la economía regional, el arraigo de la ruralidad, que ha generado un programa de capacitación, de actividades, de charlas, pensadas para todo el mundo.

Y, además, esta muestra ha logrado toda la articulación que corresponde para un evento de estas características para el sector, con el municipio, con la provincia, con la nación; una clara muestra de articulación público-privada que pone en valor al sector lácteo argentino en una muestra, en este caso regional, en la cuenca de Villa María.

Lo veo altamente positivo, creo que esto hay que replicarlo en las diferentes cuencas, creo que es oportuno y que nos invita a pensarnos en el mediano y largo plazo y analizar las oportunidades y el potencial que tiene el sector, y el trabajo que tenemos que hacer desde el sector privado y desde el sector público para la construcción de una agenda, pensando en ese largo plazo.

 

-Uno de los temas que más se han reiterado en las ponencias es el de las oportunidades que nos está brindando el mundo para la lechería argentina, siempre que acomodemos 2 o 3 cosas que hay que corregir.

 

-Creo que tenemos que acomodar varias cosas, no son solo dos o tres, pero es cierto que todo lo que han expresado los panelistas y lo que han contextualizado sobre el escenario mundial y la realidad argentina, pone al sector ante un escenario de un enorme potencial, de mucha oportunidad, que implica trabajo, que implica acuerdos, consensos, que implica crear las herramientas para estar preparados ante esa oportunidad que nos brinda el mercado internacional. Entonces, me parece que nos pone al sector público y al sector privado en un desafío para trabajar fuertemente en consensos.

 

-Hablando de consensos y de cosas que hay que corregir. Esta mañana todos están hablando de las retenciones agropecuarias, el presidente pidiendo que el congreso trate un aumento, el ministro Domínguez diciendo que de ninguna manera se aumentarán las retenciones. No ayudan estos vaivenes a la generación de consensos.

 

-La verdad, he estado todo el día en el microclima de la muestra, por lo que no estoy en conocimiento del tema, pero yo trabajo para que mi sector tenga la realidad que ha tenido estos dos años. Es más, hemos trabajo, y la industria lo conoce, la gente de Economía lo conoce, Comercio Interior, previo al cambio que hubo en el área conocieron nuestro trabajo y nuestra propuesta.

Nosotros pensamos en un escenario hacia la baja de retenciones en el sector lácteo. De hecho, tenemos un antecedente que son los 7 años en que nosotros estuvimos. Cuando fui Secretario de Estado hubo retenciones en algunos subproductos, pero el sector estuvo con oportunidades, con mercados, y con el precio internacional pleno. Eso es un trabajo que está respaldado por estudios que han hecho entes como el Funpel, que han hecho un estudio de lo que pasó esos 7 años en los que estuvimos en el Estado.

Si queremos potenciar una economía regional como es la lechería, tenemos que imaginarnos un escenario sin retenciones. Un sector lechero que se pueda hacer a lo largo y a lo ancho del país, que pueda ayudar al crecimiento y desarrollo de cada economía regional, que además generan directa e indirectamente mucho trabajo. Y nuestro sector ha estado a la altura de las circunstancias que vive nuestro país. El sector estuvo a disposición para sentarse a la mesa y poder lograr acuerdos sectoriales que le den previsibilidad a la cadena y poder garantizar equilibrio entre mercado interno y externo, para poder acompañar programas de gobierno como Precios Cuidados, ofreciendo volumen y ampliando el mix de productos para que nuestra gente pueda acceder a ese programa con variedad de productos y mayor volumen.

Este es un sector que el último año exportó cerca del 25% y que el último año alcanzó un ingreso de divisas, que tanto necesita nuestro país, en el orden de los 1.300 millones de dólares.

Reitero, no he escuchado la declaración del señor presidente, no sé qué ha expresado mi ministro hoy, sé lo que piensa sobre este tema y lo que ha expresado respecto a otros sectores, simplemente estoy contando hacia dónde va nuestro trabajo, todas las interacciones que estamos llevando junto a los industriales, los productores y los gobiernos provinciales que integran el Consejo federal Lechero.

 

-¿Les preocupa que el consumo en el mercado interno se esté frenando en un contexto de producción que viene creciendo desde hace tres años? ¿Hay mercados que puedan absorber ese crecimiento productivo?

 

-El mercado interno no tiene margen para caer. Tiene sí o sí que ir para arriba. Había caído el consumo per cápita después de ese máximo que dejamos en 2015 de 220 litro por habitante año, y en el 2019 estaba en 182. Ayer decía Jorge Giraudo del OCLA que en el 2020 cerró en 185 litros y en el 2021 en 190. Nosotros creemos que tiene que seguir mejorando, hay que tener presente que nuestro mercado ha absorbido siempre el 80% de la producción nacional, y la tendencia mundial es que se siga creciendo en el consumo por habitante y en ese sentido estamos plenamente convencidos que va a ser así.

En otro sentido, nuestro país está exportando a 80 países, pero lo cierto es que en nuestra gestión anterior llegamos a exportar a 120 países. Venimos de estar en México realizando una agenda y llevando un proyecto de colaboración de baja de aranceles para nuestros productos. Hace unos días el gobierno mexicano acaba de anunciar una quita de aranceles a la leche en polvo por 6 meses, lo que nos permite posicionarnos y volver a entrar a ese mercado. Y las empresas ya están dando respuesta a los pedidos que trajimos en nuestra ronda de negocios. El embajador Carlos Tomada está trabajando en la letra chica de esa resolución. Venimos trabajando con el CIL y las otras cámaras industriales y ya están las empresas a disposición para dar respuesta a los pedidos que trajimos de esa visita a Guanajuato en el congreso de Femeleche.

 

-Es una buena noticia, porque necesitamos abrir mercados.

 

-Mirá, ayer le dimos respuesta a Flavio Mastellone, que está aquí participando en representación de La Serenísima, respecto a la habilitación de una de sus plantas para que ingrese al mercado de Indonesia y así también al mercado asiático, Venían en una negociación y faltaba algún trámite en el país, en nuestra embajada en Indonesia y en el Senasa, y ayer se le dio la respuesta de que ya están habilitados para salir a cubrir esa demanda que tienen de productos lácteos. Y en esa línea estamos todos los días interactuando con las diferentes realidades. Hay empresas que quieren exportar dulce de leche, y por ejemplo en México hay una empresa argentina que ya está exportando, y hay empresas interesadas que quieren estar, no tan solo con su producto, sino también pensando en un desarrollo comercial, así que estamos acompañando esos proyectos y solucionando esas inquietudes que expresa el sector privado ávido de crecer en el mercado interno, de tenerlo plenamente abastecido, pero también de crecer en el mercado externo. Eso tiene que ver con lo que hablábamos en un principio, la capacidad de convertirnos en actores confiables en el mercado internacional.

 

-En definitiva, veo que tenés una mirada optimista sobre lo que puede venir.

 

-La mirada es positiva siempre, y trabajamos para eso, porque hay que construir las realidades, y nosotros trabajamos para eso. Y cuando vos ves una encuesta del INTA que te dice que el 97% de los productores quiere seguir, que tienen la convicción de hacerlo, cuando ves que hay una industria que en estos dos años ha incorporado tecnología, ha robotizado, que cada vez más PYMES a través de la plataforma de APYMEL han diversificado su mix de mercado interno y externo. Me acuerdo cuando la creamos teníamos 5 PYMES que exportaban y hoy hay 30, muchas de ellas están participando ahora en una feria en Brasil. Cuando vos ves el enorme potencial que se respira en las cuencas con pleno empleo, funcionando a pleno, con un efecto derrame como el que hace el sector lechero, estás sí o sí motivado para gestionar como funcionario público para dar todas las discusiones necesarias para construir las herramientas para que el sector siga creciendo y se exprese al máximo. Y una de las herramientas que queremos trabajar es la de mejorar las condiciones de financiamiento, y creemos que hay una decisión política de nuestro ministro, Julián Domínguez, con el plan GanAr, y con un capítulo especial para la lechería, le va a dar una respuesta a los pequeños y medianos productores, entiendo que están en el orden de los 6.000 sobre los 10.000 tamberos que hay en el país, para que incorporen el ternero macho a la crianza de la ganadería argentina y que tengan la capacidad de generar ingresos por la leche y por la carne, y así seguir aumentando la producción, para el abastecimiento del mercado interno y para ser confiables abastecedores del mercado internacional.

Te puede interesar

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas