La Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (Atilra), el gremio liderado por Héctor Ponce, recibió un amplio respaldo en su lucha por las fuentes de trabajo de SanCor.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Corriente Federal de Trabajadores (CFT) y la Confederación de Sindicatos Industriales de la República Argentina (CSIRA) explicitaron su apoyo a las gestiones desarrolladas desde el gremio para la recuperación de la firma láctea.

“La Corriente Federal de Trabajadores respalda el reclamo de Atilra para que se adopten todas las medidas que sean necesarias que contribuyan al sostenimiento de SanCor, empresa emblemática de la producción lechera en nuestro país”, expresó la entidad gremial.

Al respecto, la CFT manifestó que “los ingresos de más de 1.500 familias trabajadoras dependen en forma directa de tan importante fuente de trabajo y es por eso que ATILRA viene realizando desde hace tiempo, todos los esfuerzos a su alcance para asegurar la continuidad de la empresa Cooperativa”.

SanCor “motoriza con su producción la actividad económica de proveedores de materia prima, materiales, insumos y servicios en vastas regiones del país, garantizando productos lácteos de calidad a precios razonables y constituyendo una herramienta fundamental en la regulación de precios en un mercado claramente oligopólico”, remarcó la Corriente.

“Argentina necesita imperiosamente proteger y potenciar desde el Estado la industria nacional evitando una mayor concentración de la producción en manos de grupos nacionales e internacionales que –en función de la búsqueda insaciable de rentabilidad– pretenden controlar la economía del país con absoluto desprecio por los derechos de los trabajadores y las trabajadoras”, agregó el sector gremial.

Al respecto, las entidades que integran la CFT se pronunciaron: “Manifestamos nuestra preocupación por la inexplicable falta de implementación de medidas oficiales que contribuyan a la recuperación de SanCor para llevar tranquilidad a todas las familias trabajadoras que dependen de la Cooperativa”.

“Nuestro país necesita producción, trabajo, pleno desarrollo económico y social en el camino hacia la reconstrucción argentina, el gobierno nacional no puede permitir que se pierda ni una sola empresa, ni un solo puesto de trabajo más”, reafirmó la Corriente Federal.

Por su parte, la Confederación de Sindicatos Industriales de la República Argentina (CSIRA) anunció también su decisión de “apoyar en todo lo expuesto a Atilra para que se adopten las medidas pertinente a la viabilidad y sostenimiento a la empresa más emblemática de la producción lechera en la República Argentina”.

“Conforme al cuadro de situación planteado en la empresa SanCor CUL, la CSIRA acompaña a Atilra en el reclamo del sostenimiento de los puestos de trabajo, apoyando una reestructuración adecuada que mantendría la capacidad para seguir empleando a trabajadores/as de la actividad lechera”, expresó el sindicalismo industrial.

Al respecto, la Confederación advirtió que “SanCor activa en una vasta región del país una gran cantidad de proveedores de materia prima, materiales, insumos y servicios, para los cuales la existencia y funcionamiento de la Cooperativa, implica la posibilidad de la continuidad de estos proveedores”.

“Con su conformación cooperativa, se distingue por no ser su objetivo, la acumulación de riqueza en manos de sus dueños, sino abastecer a la comunidad en la que está inmersa, con productos lácteos de calidad y a precios razonables”, agregó el sector gremial.

Asimismo, CSIRA remarcó que “esta característica le permite ser una herramienta fundamental como reguladora de precios ante los oligopolios, presentes estos últimos en la industria lechera mundial”.

“Atilra puso todo su esfuerzo, absolutamente todo, incluso asumiendo compromisos ajenos a la responsabilidad del sindicato, pero todo lo hicimos en cumplimiento de nuestra misión: conservar los puestos de trabajo”, indicó la Confederación.

Al respecto, la entidad agregó: “Inexplicablemente vemos como todas las intenciones y esfuerzos que algunos funcionarios gubernamentales han puesto para apoyar la salida, contrasta con la demora en la implementación de las herramientas que materializarían aquellas intenciones y esfuerzos, permitiendo que el margen de maniobra operativa de Sancor sea cada vez más riesgoso”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas