Impacto ha generado que el destino de cientos de vacas sea el rastro; foro busca generan políticas públicas para la producción de fertilizante en México.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La crisis económica del 2019, la pandemia del coronavirus y recientemente la invasión de Rusia a Ucrania, tiene en la lona a los productores de leche, reveló Alfonso Ruiz Cobo, director general de la Federación Mexicana de Lechería (FML).

Luego de su visita a la ciudad de León para la presentación del 7mo foro de Lechería a realizarse el 27 de abril en el Poliforum León, el industrial reconoció que hay mucha incertidumbre del curso que tomará este sector en próximos meses.

“Hoy tenemos una grave crisis porque aparte de la subida de precios, no hay fertilizantes disponibles, esos fertilizantes los necesitamos para sembrar maíz silo y darle de comer al ganado”, explicó.

Esta situación agudiza aún más la problemática que viven los productores de lácteos, más aún con el anuncio de Rusia que prohibió la semana pasada la exportación de fertilizantes, lo que genera un círculo vicioso de daños al sector.

“Tenemos una crisis muy fuerte en el tema de fertilizantes, ha subido más de mil por ciento en los últimos seis meses, ya traíamos un tema de desabasto e incremento en insumos con la pandemia, de abril del 2021 a la fecha, y ahora con lo de Ucrania todavía se ha acentuado más”, externó.

Vacas van a dar al rastro

Luego del incremento en los insumos aunado a que el precio que se le paga al productor esté por debajo de los costos de producción, los productores de leche han tenido que vender el ganado a los rastros para sacar adelante el tema de las nóminas de su equipo de trabajo.

Dicha situación se traduce en la reducción de producción láctea; una vaca que daba 17 litros de leche diarios, pues se están enviando al rastro para sacar los gastos de la producción de leche.

“Gran parte del alimento de ganado es maíz amarillo que se importa en Estados Unidos y que está basado en un precio internacional, y en este momento con el conflicto entre Ucrania y Rusia donde estos últimos producen el 25% del maíz del mundo, ya se imaginarán cómo estamos”, indicó.

Para el productor de leche hay dos escenarios porque las empresas buscan leche y al no haber de sobra, se paga al precio justo, pero por otro lado el costo de producción va a seguir elevándose, dependiendo de cuánto dure el tema de Ucrania y ese costo de producción le pega directamente al productor.

De tal forma que entre las exigencias del sector destaca la tarifa del precio base de la leche cuando menos a diez pesos, misma que actualmente se ubica en 9.20 de acuerdo al precio base de Liconsa.

Esta séptima edición del Foro de Lechería será crucial para encaminar políticas públicas que incentiven la producción.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas