El precio de leche al productor en Brasil volvió a subir en mayo y alcanzó un récord para ese mes. Aumentó 2,7% respecto a abril a R$ 2,0364 (aproximadamente US$ 0,389) y dio un salto de 38% frente a igual mes de 2020, de acuerdo a los datos recabados por el Centro de Estudios Avanzados en Economía Aplicada (Cepea).
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El incremento se explica por una disminución en la oferta –como es habitual en esta época todos los años – acentuada por el clima seco y al aumento de los costos de producción.

Las lluvias irregulares han afectado la disponibilidad de pasturas de calidad y las preñeces de las vacas lecheras, golpeando el rodeo en algunas de las principales cuencas lecheras del país. Ha impactado además en los rendimientos del maíz y en la calidad del ensilaje, agravando la situación de los productores, que enfrentan precios récord de alimentos. A esto se suma una fuerte suba en los, uno de los principales insumos para la producción forrajera.

A pesar de la valorización del precio al productor, las consultas realizadas por Cepea muestran una pérdida sustancial en el margen del productor en los últimos meses.

Entre enero y abril, el volumen de leche necesario para comprar una bolsa de maíz de 60 kg saltó de 42 litros a 47 litros, un aumento del 13,4%.

Si se compara abril de este año con igual mes del del año pasado, la pérdida de poder adquisitivo llega a 31%. Esta situación ha frenado las inversiones en el sector, dificultado el manejo de la alimentación del ganado y estimulado la faena de vacas, de la mano de precios atractivos en el mercado cárnico.

El descarte de vacas es un indicador de que la producción de leche posiblemente tarde en recuperarse, incluso ante el estímulo de precios, que debería reforzar el escenario de baja oferta en los próximos meses, según Cepea.

Como contracara, el aumento del desempleo en el país vecino, una inflación en ascenso y el avance de la pandemia han debilitado la demanda, lo que puede mantener bajo control el avance del precio de leche al productor hacia adelante, incluso en un contexto de baja disponibilidad y altos precios.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas