La alfalfa está encarecida y el precio de las vaquillas disminuyó drásticamente.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
El Diario

La fuerte sequía que afecta al estado ha provocado la falta de alimento para el ganado y con esto el encarecimiento de forrajes que está dificultando la exportación hacia los Estados Unidos, donde están comprando muy baratos los animales.
“Hace 6-7 años exportábamos a 3 dólares la libra de ganado en pie y ahora anda apenas en 1.75, por lo que la bonanza de vender un becerro hasta 9 mil pesos terminó.
Así lo dio a conocer el productor del municipio de Rosales, Juan Carrillo, quien tiene su ganado en el ejido San Pedro de Conchos, quien agregó que a falta de pasto en los agostaderos, los ganaderos del municipio de Rosales están teniendo graves problemas, pues el precio de la alfalfa, principal forraje por su calidad nutricional, vale entre 4 y 4.50 pesos el kilogramo.
La fuerte sequía que afecta al estado ha provocado la falta de alimento para ganado y con esto el encarecimiento de forrajes que está dificultando la exportación hacía los Estados Unidos donde están comprando muy baratos los animales.
Hace 6-7 años exportábamos a 3 dólares la libra de ganado en pie y ahora anda apenas 1.75, por lo que la bonanza de vender un becerro hasta 9 mil pesos terminó.
El entrevistado señaló que la crisis apenas empieza pues las condiciones del próximo año pintan peor, pues si continúa la falta de lluvias y sin agua suficiente en las presas, la alfalfa subirá hasta 5.50 y para muchos será incosteable seguir manteniendo sus reses.
El productor manifestó que hay otras opciones de alimentos para las vacas como es el rastrojo de maíz que es menos costoso pero no tiene la proteína suficiente para alimentar el ganado de engorda.
Por otro lado está presentándose mortandad por debilidad de los animales, sobre todo en las vacas paridas que no aguantan el frío.
Con respecto a las vacas lecheras, comentó que es difícil mantenerlas pues se requiere un buen manejo para que haya buena producción y lamentablemente Liconsa no está pagando a tiempo.
Ante este complicado panorama, los productores de ganado de la región están batallando para poder subsistir y lamentablemente, según lo indicó el ganadero Juan Carrillo, el próximo año será más difícil.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas