Los aportes de los sistemas de información de la lechería argentina, y la fluidez del vínculo público-privado, canalizado en gran parte por el Observatorio de la Cadena Láctea posibilita el armado de una composición de lugar del sector, sus potencialidades y limitaciones.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los datos fueron recabados procesando todas las compras de leche cruda realizadas por las empresas lácteas, a través de la Liquidación Única Mensual Electrónica (LUME), y la cantidad de tambos por cuenca en orden decreciente es la siguiente: Cuenca Santa Fe Centro (2.696 tambos), Cuenca Villa María (1.087), Cuenca Oeste de Buenos Aires (798), Noreste de Córdoba (612 tambos), Sur de Córdoba (455), Oeste de Entre Ríos (399), Abasto Sur de Buenos Aires (285), Córdoba Centro (217), Santa Fe Sur (197), Abasto Norte de Buenos Aires (173), Cuenca Mar y Sierras (132 tambos), La Pampa (101 tambos) y Este de Entre Ríos (72 tambos).

El siguiente es el ranking de producción de sólidos en Argentina por cuenca de Argentina que ha sido rearmado por TodoLecheria sobre datos de la DNL y el OCLA:

Recordamos que todos estos datos fueron obtenidos de 7.224 tambos que están registrados en el SIGLEA (Sistema de Gestión de Lechería Argentina).

Si se comparan los tamaños, las mayores escalas se dan en tres zonas: Santa Fe Sur (4.430 litros promedio), Este de Entre Ríos (4.416 litros promedio) y Cuenca Mar y Sierras de Buenos Aires con 4.379 litros promedio. Le siguen el Oeste de Buenos Aires (3.930 litros), la Cuenca Villa María (3.569), Córdoba Sur (3.450), El Abasto Norte de Buenos Aires (3.429 litros promedio), Abasto Sur de Buenos Aires ( 3.227 litros) Córdoba Centro (2.892) Córdoba Noreste (2.816 litros), La Pampa (2.397), Santa Fe Centro (2.303 litros promedio), y Entre Ríos Oeste (1.490 litros promedio).

Las cuencas de La Pampa y el Abasto Norte de Buenos Aires sobresalen en calidad de leche
A continuación se puede ver el ranking de calidad higiénica sanitaria en Argentina (ordenador por UFC) que también ha sido seccionado y rearmado por TodoLecheria sobre datos obtenidos por todas las compras de leche cruda realizadas a través de la Liquidación Única Mensual Electrónica (LUME) por la Dirección Nacional Láctea, procesados por el OCLA.

Cabe destacar las Unidades Formadoras de Colonias por mililitro expresan en el fluido lácteo “la higiene de los equipos tales como la máquina de ordeñar y el tanque de frío; y por otro lado la eficiencia del enfriamiento de la leche”, indicó Alberto Rampone, experto en calidad de leche de la Universidad Nacional de Villa María.

Aquí es clave la autolimpieza y el buen funcionamiento del equipo, y la capacitación del tambero para realizar las tareas en línea con un buen perfil higiénico-sanitario.

Por su parte las células somáticas, expresan “el estatus de salud mamaria del rodeo”, indicó el profesional. «Se tiene en cuenta como parámetro de calidad por los efectos deletéreos que tiene sobre los productos lácteos», añadió.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas