En esta segunda parte de la entrevista con el presidente de Mastellone hablamos de las relaciones de La Serenísima con Arcor, Danone y la competencia en un mercado que se ha puesto muy competitivo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Crédito: Patricio Pidal/AFV-Retoque digital: Sebastián Feldman

En la primera parte publicada ayer se abordó la actualidad de la empresa, la refinanciación de la deuda, el actual nivel de producción y la incidencia de las políticas de precios del gobierno nacional.

EDN: Danone ha anunciado públicamente su decisión de revisar el negocio en Argentina, dado la relación comercial que une a ambas empresas, ¿Cuál es su mirada a esta situación y cómo podría afectar a La Serenísima si la láctea francesa decidiera retirarse del país?

CA: Danone Argentina comparte con nosotros la marca La Serenísima para las categorías de postres y yogures. Hace unos nueve meses anunció la revisión de su negocio lácteo en la Argentina, y realizó a continuación, importantes cambios en su estrategia comercial que, a mi juicio, están produciendo resultados favorables en las ventas y en su participación del mercado. Son socios estratégicos y accionistas indirectos (a través de Bagley) en Mastellone.

Las sinergias son grandes y capitalizarlas es nuestro desafío mutuo. Tengo esperanza que estas acciones se reflejen en los próximos estados de resultados, y animen a esta gran empresa láctea a seguir apostando a nuestro país.

EDN: De acuerdo con una vieja estructura de pensamiento en el sector lechero que dice que la empresa que posee más litros es la más grande, bajo esta premisa, ¿Cómo sienten el asedio de Saputo?

CA: Mastellone compra el 13% de la leche cruda que produce el país, lo que significa que es un mercado muy atomizado. El incremento en el recibo de Saputo (antes Molfino), coincide con la caída del volumen de SanCor. No consideramos este crecimiento una asedio, sino todo lo contrario, ya que permitieron que muchos productores que antes entregaban a SanCor, pudieran seguir en la actividad. Hay otras empresas que también crecieron en el recibo, producto de esta situación, pero la producción nacional en su conjunto no creció.

EDN: ¿Cuáles serían para usted los principales tips para regresar a una senda de crecimiento y ganancias para la compañía?

CA: Si bien no estamos previendo una mejora en el consumo interno en el corto plazo, estamos trabajando incansablemente en estrategias de segmentación de mercado para llegar a consumidores que tienen una gran valoración por nuestra marca, y que demandan productos innovadores y específicos, pero sin sacrificar nuestro mayor activo: la calidad.

La exportación es también un canal importante y creciente de ventas. A la leche en polvo se le han sumado productos con valor agregado como quesos, dulce de leche y cremas. La venta de productos terminados, fraccionados y con nuestra marca en países linderos a través de nuestra subsidiaria Leitesol en Brasil, y a través de distribuidores, ha tenido un desarrollo sostenido y se mantiene como un objetivo prioritario para el año en curso.

Sin embargo, como mencioné previamente, el énfasis lo pondremos en reforzar nuestros vínculos estratégicos con el productor para aumentar la producción y recibo de leche. Nuestro negocio es que la lechería nacional, y nuestra cuenca en particular, crezca. Hoy en día, la eficiencia y productividad de un tambo van de la mano de la tecnología. Próximamente daremos a conocer a nuestros productores algunas ideas y propuestas en este sentido.

EDN: Luego de la renuncia consensuada de Arenaza, ¿están en la búsqueda de otro CEO?

CA: No, no estamos planeando contratar un nuevo CEO, por el momento. Hemos formado un equipo de trabajo compuesto por directores ejecutivos, con amplia trayectoria y experiencia, y miembros del directorio entre los cuales también me encuentro. Si bien es un modelo no convencional, respeta el concepto incorporado hace años de separar la gestión de la propiedad. Hasta ahora, los primeros resultados son muy alentadores.

EDN: Según información que se manejaba oportunamente, para esta fecha Arcor debería haber ingresado con más del 51% del paquete accionario de Mastellone, ¿es correcto? Si es así, ¿por qué todavía no se produjo el desembarco?

CA: Arcor/Bagley y los accionistas de Mastellone, que hoy poseen el 51% de las acciones de la compañía, tienen opciones cruzadas de compra y venta que pueden ser ejercidas hasta el 2025. Por distintos motivos, que incluyen la incertidumbre política y económica de nuestro país, recientemente agravada por la pandemia del Covid, ninguna de las partes ha tomado la decisión de ejercer su opción.

No obstante, todos los accionistas participan y colaboran a través de sus representantes en el directorio y en los comités de trabajo, con toda su experiencia y entusiasmo. Para contestar su pregunta con otra metáfora náutica, Arcor y Bagley están a bordo.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas