El consumo per cápita debería estar entre unos 130 o 150 litros al año.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El presidente de la Cámara venezolana de Industria Láctea (Cavilac), Roger Figueroa, señaló que son diversos los factores que afectan al sector y que a su vez, provocan una caída en la demanda.
«Cuando tenemos el producto final vemos un precio que en este momento no contempla ninguna utilidad», dijo en entrevista a Unión Radio.
Indicó que la pérdida del poder adquisitivo de los ciudadanos limita el acceso a cualquier producto de la canasta básica. «Lo que implica un gran esfuerzo para nosotros mantener a los trabajadores, conseguir la materia prima, para que el producto esté en la calle».
Adicionalmente, consideró que los productos importados suponen una competencia desleal para el sector.
«Todo el esfuerzo de transformar la leche compite con un producto que viene al país sin aranceles, sin permisos sanitarios. La industria nacional no puede avalar la calidad de esos productos».
Indicó que de acuerdo a la OMS, el consumo per cápita debería estar entre unos 130 o 150 litros al año y en Venezuela hace aproximadamente cinco años el consumo se ubicaba en 90 litros al año.
«Ahora mismo estamos en una cifra optimista por 40 – 45 litros por persona al año, un consumo de leche que ha caído un 49% al día de hoy».

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas