Conocidos los datos de agosto, los volúmenes importados siguen creciendo significativamente respecto de 2020 a pesar de las especulaciones.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La demanda china es el principal driver del mercado en la actualidad. Mucho se especula respecto de cuando va a dejar de crecer, si están con sobrestock, el crecimiento de la producción, etc.

A partir de los resultados de las subastas de GDT también se sacan conclusiones. Habían pronósticos respecto de que la baja en el volumen de importaciones iba a empezar en el segundo semestre, pronóstico que ya habrá que ajustar al último cuatrimestre ya que en julio y agosto el volumen de importaciones creció 21,4% respecto del mismo bimestre de 2020.

La leche en polvo entera es el producto que más interesa a Argentina y Uruguay por ser el de mayor volumen de ventas externas en Tn y en litros equivalentes y por lo tanto referente del precio de la leche cruda.

Durante el mes de agosto la aduana china informó importaciones por 73.932 Tn de LPE vs las 29.977 Tn importadas en el mismo mes de 2020, lo que representa un incremento del 146% en el volumen comprado por el gigante asiático.

El acumulado del año alcanza a 678.845 Tn, un volumen de LPE importada que supera en 41,2% a la del mismo período de 2020.

Durante los 2 primeros meses del tan temido segundo semestre China acumula importaciones de LPE por 147.562 Tn vs 67.083 Tn de julio-agosto 2020 (+120%).

Nueva Zelanda sigue siendo el principal proveedor de LPE con el 91,2% del volumen total importado por China entre enero y agosto, mientras que Uruguay se afianza como segundo en el ranking con el 2,8% (19.301 Tn) superando a Australia que aporta el 2,7%.

En cuanto a las importaciones totales, acumulan 2,889 millones de Tn de productos lácteos, en el período enero agosto el volumen importado creció 31,4% respecto del mismo período de 2020.

De acuerdo con lo informado por GDT, China está participando menos en el volumen de operaciones de la plataforma. Esto que a veces se interpreta como una baja de demanda, a la luz de los datos oficiales de importaciones chinas no sería así, al menos hasta ahora, sino que estaría obedeciendo a un cambio de estrategia de los compradores.

Respecto de los otros motivos que justificarían una caída en las importaciones habrá que seguir esperando con atención ya que la demanda china es la variable más sensible respecto de lo que pueda ocurrir con los precios de los commodities lácteos.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas