En el primer semestre del año, los precios internacionales de los lácteos mostraron un incremento significativo impensable un año atrás cuando se desató la pandemia por COVID-19.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Foto por Freepik

El motivo principal fue la fuerte demanda de China, al tiempo que ocurrió un crecimiento moderado de la producción de las principales regiones exportadoras (Unión Europea, Nueva Zelanda, EE.UU, Australia y Argentina).

La producción de las principales regiones exportadoras creció a tasa constante. En los últimos doce meses (a junio de 2021) experimentó un crecimiento de 1,3% en relación a igual período anterior.

Las importaciones se incrementaron, por el peso de las compras de Asia lideradas China. En la coyuntura, la recuperación económica de China y la depreciación del yuan frente al dólar, jugaron fuertemente en esta parte del año a favor de las mayores importaciones. Asimismo, complementa un aspecto más estructural, la tendencia al crecimiento del consumo de lácteos en ese país.

En el primer semestre las importaciones alcanzaron 7.295 millones de dólares, 18% más elevadas que en el mismo período de 2020. China ha aumentado su demanda por una amplia gama de productos: principalmente leche fluida (52%), leche, en polvo entera (29%) y descremada (47%), y suero (45%).

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas