Gracias a los sistemas de producción como es el pastoreo y la sostenibilidad, la leche colombiana tiene grandes posibilidades de incursionar en el mercado internacional con mejores precios

Mirá También

En el mercado mundial hay 13 productos en la categoría de leche líquida, sin embargo, en Colombia solo se tienen cuatro de ellos por lo que las posibilidades de exportación son muchas.

El planteamiento fue hecho por Luis Fernando Méndez, de Gerente Lechero, quien indicó que nuestro país puede seguir importando leche en polvo e incluso aumentar dichas compras y exportar leche de calidad con mejores precios.

Explicó que el mundo está ávido de leche de vacas criadas en potrero, con bienestar animal, con respeto del medio ambiente y todos esos requisitos los cumple la leche colombiana.

Recordó que en Colombia las leches que se comercializan, básicamente, son la entera, semidescremada, descremada y deslactosada, pero hay más como la orgánica, de bienestar animal, sostenibilidad, base pastoril y menos metano, todas ellas que dependen directamente del sistema de producción del ganadero, a diferencia de las que se venden en Colombia que dependen de los industriales. Así mismo, otras que también dependen de los productores son las asociadas con virtudes moleculares como A2A2, good night y CLA (con ácido linoleico).

Dos grandes perdedores

Por un lado, el consumidor, porque habiendo diversas propuestas en el mundo, en el país nos concentramos en cuatro; por otro, el productor, que recibe un menor precio por su leche.

Mercado ávido de leche

Señaló que el mundo necesita leche y requiere nuevos actores en el mercado y entre más especialidad tenga la leche mejor será el precio y más acceso al mercado, por eso Colombia debe ser capaz de globalizar su oferta láctea.

“Podemos tener el comercio de doble vía. Si la industria en Colombia quiere importar mucha leche en polvo commoditie que lo haga, así hay más oportunidades para lograr exportar las especialidades lácteas colombianas”, manifestó Méndez.

Sostuvo que en el mundo no hay leche A2A2 de pastoreo y de bienestar animal como la podría ofrecer Colombia, al igual que derivados lácteos con estas mismas características.

Citó el caso de Vietnam que importa leche corriente y exporta leche de silvicultura con mayor valor y es lo que podría hacer Colombia con la leche de pastoreo.

Destacó que las certificaciones juegan un papel muy importante porque las exige el consumidor que hoy día está atento a que sea un producto saludable, pero además debe cumplir otra serie de requisitos no solo para su comodidad sino teniendo en cuenta la forma en que se produce.

En tal sentido, destacó que este es un trabajo de toda la cadena. Las vacas deben segregarse en campo, pero las leches también en el camión que las transporta y en la planta que las procesa para poder llegar al consumidor con un producto como el que demanda.

Para hablar de todos estos temas se realizará el Primer Congreso Gerencia de Hatos Lecheros, en la sede campestre de Compensar los días 8 y 9 de febrero próximos, con el apoyo de Fedegán-FNG y Agrosavia.

Te puede interesar

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas

Más Leídos

Destacados

Sumate a

Mundo

Seguinos

Suscribite a nuestro newsletter