El aumento es de cerca del 30% en varios negocios de la provincia. Se espera una suba de precios en los lácteos a la brevedad a raíz del incremento de la materia prima.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Mendocinos optan por comprar leche en tambos luego de la reciente suba de los lácteos en la provincia. Foto: Orlando Pelichotti. Foto: Orlando Pelichotti

La leche en Mendoza aumentó cerca de un 30% según declaraciones de trabajadores de tambos y por este motivo varios mendocinos optan por comprar productos directamente en estos establecimientos. Como es de esperarse varios productos que derivan de esta materia prima también aumentarán sus precios en los próximos días.

Los tambos de la provincia vuelven a ser los más elegidos por los mendocinos a la hora de comprar leche y otros productos derivados. Los trabajadores de los establecimiento de ganado comentan que subió la demanda de sus productos y que los consumidores compran leche desde muy temprano para abastecerse.

“Por día ordeñamos 20 litros de leche en los tambos, generalmente son 10 litros por la mañana y 10 por la noche. Cada 12 horas es necesario ordeñar la vaca”, indicó Leo el trabajador de uno de los tres tambos de la provincia a un noticiero local. El hombre comentó que después de este proceso el producto pasa a pasteurizarse para su consumo final.

Para obtener un producto de calidad desde el lugar le brindan a los animales rollos de alfalfa, mezcla de diferentes granos y maíz. Este último, es el más difícil de obtener ya que el producto se encuentra en escasez en la provincia.

Desde el tambo indican que estiman que el aumento es de un 30% en la leche y de cerca de un 40% o 50% en los productos derivados de este. En el establecimiento tienen el litro de leche a $80 y $70 para las personas que deseen llevar en cantidad. “La gente viene desde las seis a las ocho de la mañana a buscar leche, ya después no quedamos sin nada”, explicó.

Esta leche es 100% natural, por lo tanto los conservantes no forman parte de ella. Esto hace que su conserva sea menor y el tiempo de consumo estipulado sea solo de tres días y, según el consejo de Leo, puede durar cerca de 30 días si se pone en el frízer.

Por otro lado, los derivados de la leche aumentaron sobre todo por el precio del flete de transporte que tuvo un incremento del 80%. Desde el tambo venden el queso cremoso a $550 y el queso para rallar a $750 el kilo.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas