Centroamérica |14 diciembre, 2017

lácteos | Competencia en productos lácteos

Para que el comercio brinde su máximo beneficio social, es necesario conducirlo conforme a ciertas reglas de conducta para favorecer la sana competencia. Una de ellas es evitar el dumping.

Autor: Editorial
Fuente: La Nación
Link: http://www.nacion.com/opinion/editorial/editorial-competencia-en-productos-lacteos/KIYPJPKHMBEVVLYCY33SD22BSU/story/

El libre comercio internacional de bienes y servicios favorece a quienes participan en él y también a los consumidores. Entre otras cosas, obliga a las empresas a producir con costos que no superen los de sus competidores y esa actitud, que debe ser permanente, se traduce en progreso tecnológico. En 1942, el economista austriaco Joseph Schumpeter escribió que la creatividad así definida, llamada por él “destrucción creativa”, es parte esencial del sistema capitalista.

Para que el comercio brinde su máximo beneficio social, es necesario conducirlo conforme a ciertas reglas de conducta para favorecer la sana competencia. Una de ellas es evitar el dumping, consistente en vender momentáneamente productos (bienes o servicios) a un precio más bajo que su costo de producción con el ánimo de desplazar a la competencia y, una vez logrado ese objetivo, volver a elevar los precios. Esta práctica, cuya demostración corresponde a las partes afectadas, está prohibida por la Organización Mundial del Comercio (OMC), y si una empresa incurre en ella se arriesga a ser demandada.

Según informamos el 5 de diciembre, los lecheros salvadoreños acusan a la Cooperativa Dos Pinos de vender algunos de sus productos en ese mercado a un precio entre 48 % y 71 % inferior al precio de comercialización en Costa Rica. De confirmarse la información, podríamos estar ante un caso de dumping, contrario a las reglas de la OMC, o quizá concluyamos que en Costa Rica esos productos se venden a precios demasiado altos con respecto a su costo de producción. En cualquier caso, procede una investigación formal, pues las dos hipótesis son inaceptables casi por igual.

Si el dumping se comprueba, “el país ofendido tiene derecho a elevar los aranceles o impuestos de entrada para compensar la diferencia de precios”. En ese caso, los productos cuestionados de Dos Pinos no tendrían ventaja de precios sobre los salvadoreños, los consumidores de ese país continuarían pagando lo mismo y el gobierno de El Salvador obtendría ingresos arancelarios extraordinarios por este concepto. O sea, la Dos Pinos se habría sacrificado en vano para favorecer las arcas públicas de El Salvador.

No nos atrevemos a adelantar criterio definitivo, pues no contamos con la información ni con la metodología de análisis que permita “comparar naranjas con naranjas”. La Cooperativa Dos Pinos sostiene que la acusación de su contraparte salvadoreña se debe, precisamente, a que han utilizado una metodología errónea, lo cual pueden demostrar en su momento, y que no se está en presencia de un caso de dumping.

De cualquier manera, la controversia sirve para destacar la enorme importancia de operar de conformidad con las reglas comerciales que como país nos hemos comprometido a seguir en el marco de los acuerdos de la OMC. Nuestros exportadores deben reconocer que la competencia se gana ofreciendo al mercado exterior bienes y servicios de calidad, producidos con estructuras de costos realmente bajas. En ese caso, sus productos podrían competir con éxito no solo en el mercado de El Salvador, sino en muchos otros del orbe.

Las autoridades económicas, en particular el Ministerio de Comercio Exterior, cuenta con colaboradores bien capacitados para dar seguimiento cercano al caso de la Dos Pinos. Y con igual celo deben atender eventuales casos de dumping de productos extranjeros en Costa Rica, pues, como dice el refrán, lo que vale para el ganso vale también para la gansa.

 

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas