Tras la prolongación del decreto de emergencia agrícola por falta de agua y en vista de que la situación se mantiene por más meses en el año, los siete municipios de la zona ya revisan los requerimientos más urgentes y que se avizoran para esta temporada.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El cambio climático instaló una nueva realidad en la provincia, marcada por la falta de lluvias, por lo que cada vez son más los sectores que se suman a la necesidad de recibir agua tanto para el consumo humano, la agricultura y las familias que viven en el mundo rural.

Es por ello que la emergencia agrícola por escasez hídrica que decretó el Ministerio de Agricultura desde hace algún tiempo en la región y en el país, nuevamente debió ser prolongada por tres meses más y a nivel local esta medida también se hace muy necesaria, ya que pese a que las precipitaciones no han escaseado en los últimos dos meses, la falta de agua es permanente.

Es por ello que desde la Delegación Presidencial ya están analizando este problema y, por su parte, los municipios planifican nuevos proyectos y continúan con la entrega de agua en conjunto con Onemi, teniendo en cuenta que este reparto ya se extiende prácticamente por todo el año.

En el caso de la provincia, el decreto de emergencia agrícola abarca a las siete comunas que la integran, tal como ocurre en todo el territorio de la Región de Los Lagos.

INFORME DE LA DGA

Tras el anuncio de la prolongación de la emergencia agrícola, la delegada presidencial de la región, Giovanna Moreira, informó que se solicitó un informe a la Dirección General de Aguas, el cual debe acreditar la condición de sequía o déficit hídrico en comunas pertenecientes a cuatro provincias de la región, entre las que se incluye Osorno.

Con esta medida se buscan adoptar los resguardos necesarios, tales como la asignación de camiones aljibe o la compra de estanques y mangueras, entre otros elementos, en caso de que las condiciones hidrometeorológicas acrediten decretar una condición de escasez hídrica en algún lugar de Los Lagos.

«De esta forma podemos poner recursos a disposición para hacer frente a esta compleja realidad que afecta a vecinos de nuestra región. Este trabajo conjunto es parte de una cultura de prevención y eficiencia en el uso del agua», concluyó Moreira.

AYUDAS CON PRONTITUD

Dentro de las comunas más afectadas por la falta de agua en la provincia se cuenta Río Negro. Su alcalde, Sebastián Cruzat, señaló que actualmente deben abastecer de agua por medio de camiones aljibe a más de 430 familias, quienes a través de estanques o incluso bidones reciben el líquido.

El jefe comunal explicó que en muchos casos los pozos se fueron secando y otros ya están corriendo la misma suerte por estos días, además de la disminución del caudal de algunos esteros durante el verano, por lo que a principios de este mes -cuando los niños regresaron a las escuelas-, el agua se consumió completamente, como sucedió en la localidad de Riachuelo.

Agregó que en cuanto a las licitaciones para la construcción de pozos profundos, las experiencias han sido negativas, ya que en tres oportunidades estos concursos se declararon desiertos, ya que la oferta no fue atractiva para las empresas.

Por otra parte, los estudios hidrogeológicos no resultan rentables por la gran cantidad a perforar para que el sistema funcione.

«Se nos hace muy complejo con los recursos municipales buscar un aumento o aportar en el financiamiento de esta licitación para que los oferentes les sea atractivo», manifestó el alcalde Cruzat.

Cruzat añadió que esperan que las medidas y las ayudas sean prontas, ya que la situación es cada vez más dramática en la comuna, debido a que la tramitación tanto en la construcción de pozos, como luego la instalación de redes de distribución tarda al menos unos 10 años.

En el caso de la comuna de San Juan de La Costa, actualmente hay seis camiones aljibe abasteciendo en distintos sectores que ya no cuentan con agua, pero hay varias zonas también que cuentan con sistemas de agua potable rural que se encuentran funcionando eficientemente.

No obstante el alcalde de la comuna, Bernardo Candia, advirtió que si bien las necesidades de agua están cubiertas, se visualizan repercusiones en la agricultura en los próximos meses.

«En lo que vemos que pueden haber consecuencias más adelante, es en el tema del alimento para el ganado. Esto no es menor, porque si no se recuperan las praderas vamos a entrar a un invierno con los animales demasiado flacos y ahí tendremos que requerir un apoyo por parte del Ministerio de Agricultura», puntualizó.

En este caso, el jefe comunal de La Costa comentó que esta solicitud ya fue presentada en el Ministerio de Agricultura, por lo que esperan que esa cartera responda positivamente al requerimiento.

Candia detalló que este año también las familias que reciben agua de los camiones pasaron de 650 a 1.600, lo que implica un aumento de los recorridos para cubrir esta creciente necesidad de líquido.

PEDIRÁN NUEVO CAMIÓN

En relación a la capital provincial, el alcalde Emeterio Carrillo comentó que desde hace varios años que el municipio ha debido repartir agua prácticamente durante todo el año y este 2022 no será la excepción.

«Nosotros estamos preparados para aquello. Hoy día afortunadamente nuestro municipio cuenta con una flota de camiones aljibe que nos permite responder a esa necesidad, pero sin embargo hemos elevado una solicitud a la Onemi para ver si nos pueden fortalecer más y poder responder así de mejor manera a esta escasez hídrica que hoy día sufre el país», destacó Carrillo.

Actualmente en la capital provincial hay cinco camiones que entregan agua a un 11% de la población que vive en sectores rurales, a los que además se suman los campamentos que se encuentran en el área urbana.

En cuanto a la solicitud de ayudas para pequeños agricultores, hasta el momento esta necesidad no se ha presentado, no obstante el municipio se encuentra atento a tramitar estos requerimientos en caso de que se presenten.

RUTA DEL AGUA

En tanto la alcaldesa de Puyehue, Jimena Núñez, señaló que este tema ha sido muy complejo sobre todo este año, por lo que se debió solicitar a la Onemi que se prolongara el préstamo del camión aljibe por tres meses más, lo que además es reforzado con la ayuda de Bomberos.

«La idea no es quedarnos con una emergencia, porque el cambio climático llegó para quedarse, por lo que estamos trabajando en la ruta del agua», apuntó.
Según dijo, con el apoyo de la Subdere tienen en todos los sectores de la comuna, postulados y funcionando, un pozo profundo.

«Como los proyectos se demoran, con platas municipales licitamos el estudio de la red para cuatro sectores y se está trabajando en eso. Esperamos que este semestre esos diseños de estudio de redes estén listos para después ir a tocar las puertas a la DOH, MOP o Gobierno Regional para que nos den los recursos y poder licitar», concluyó.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas