Uruguay |31 julio, 2018

Trabajadores | Conaprole: ¿gremialismo contra trabajadores?

Una disputa que va más allá del hecho en sí.

El conflicto laboral en la emblemática lechera es de una gravedad inusitada, que excede el hecho concreto, por las serias consecuencias que del mismo se pueden derivar. La disputa desnuda la situación extrema de la producción y la exportación en general, apretadas por los costos laborales e impositivos, la inflación convalidada y reindexada en los incrementos de salarios, tarifas públicas y servicios y un tipo de cambio que no ha depreciado suficientemente el peso para reflejar esos excesos, como técnicamente correspondería. Y, adicionalmente, el efecto de las devaluaciones de algunos socios comerciales que sí han adecuado el valor de sus monedas a los desaguisados fiscales.

Lo que Conaprole dice, o para ser más precisos sus tamberos y productores dicen, es que hasta aquí llegaron. Un mensaje que podría sintetizar lo que otros sectores productivos padecen o están cerca de padecer. Que explica por qué para que una industria se radique hace falta otorgarle excenciones tributarias y garantizarle que no sufrirá tomas ni arbitrariades judiciales o sindicales.

En el caso particular, tampoco podrá esgrimirse el argumento ideológico de la lucha entre el trabajador explotado y la empresa capitalista ambiciosa y despiadada, al tratarse de un modelo de organización que representa el paradigma de la socialización del capital: trabajadores o pequeños productores agremiados en una cooperativa autogestionada.

Con prescindencia del modo de remuneración que cada uno haya escogido, la pugna es entonces entre trabajadores y trabajadores, unos, representados por su cooperativa, otros, por su sindicato. En esa discusión, la primera esgrime la realidad de sus cifras contundentes y frías. El gremio, la defensa de las conquistas pasadas y futura de sus representados.

Al no haber en el medio un capitalismo despiadado al que culpar, lo que el gremio disputa es la realidad. En esa cruzada, no debería olvidar que los productores, además de obtener una remuneración por su actividad, deben pagar costos originados por el Estado que son inexorables, innegociables y privilegiados.

Para conceptualizar, la lucha del sindicato es contra el Estado en su papel de fisco, tanto cuando gasta o recauda y financia ese gasto, incrementando los costes de toda la cadena. Los productores sólo le están recordando ese hecho. Se han convertido en intermediarios recaudadores.

Esta descripción lleva a recordar que tal dicotomía se ha dado muchas veces en la historia, y ha culminado siempre con la destrucción de los medios de producción, desde la lejana URSS, hasta la triste y pavorosamente cercana Venezuela.

Por eso sería lamentable que el problema se resolviese con un nuevo costoso parche estatal, en un sistema que asemeja una colcha de parches. Agregaría más problemas que los que resolvería. La actividad lechera es de por sí sumamente compleja. La competencia internacional es dura y en general sumamente eficiente, con mecanismos laborales y logísticos flexibles acordes a las peculiaridades del rubro, que siempre se basa en la tarea personal de productores modestos y laboriosos.

El país no necesita resignar un posicionamiento bien ganado. Ni está en condiciones de perder empleos sacrificando competitividad. No se trata de una lucha de clases. Es preciso que el sindicato entienda esta flexibilidad. De lo contrario, no habrá produccion láctea nacional y todos saldremos perdiendo.

Autor:
Fuente: El Observador
Link: https://www.elobservador.com.uy/conaprole-gremialismo-contra-trabajadores-n1259352

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas