“No puedo atribuir intenciones. Lo que digo es que es totalmente desproporcionado. Hay un abuso de las medidas de parte del sindicato”, afirmó el ministro de Trabajo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
conaprole

Mirá También

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, consideró este viernes que las medidas que viene aplicando el sindicato de Conaprole son “desproporcionadas” y que el conflicto tiene de “rehén a la población”.

“Hay un  conflicto que se desata por parte del sindicato frente a una modificación tecnológica que se realiza en una máquina de proceso productivo de Conaprole, que antes implicaba el trabajo de 32 trabajadores y ahora requiere de 21. Pero los 11 que dejan de trabajar en ese proceso no pierden el empleo ni el salario, y Conaprole garantiza que van a ser distribuidos hacia otros roles dentro de la empresa. Eso puede dar pie a un diálogo, pero no a un conflicto que pone de rehén a la población, que tiene problemas de abastecimiento de leche”, afirmó este viernes Mieres en diálogo con Telemundo.

El inicio del conflicto se remonta a principios de abril, cuando surgieron las diferencias entre el sindicato de trabajadores y la empresa en torno a la operativa en la planta de Conaprole ubicada en la ciudad de Rodríguez, en el departamento de San José. Allí funcionan dos líneas de envasado y, tras una inversión, se instaló una nueva envasadora que sustituirá a las dos anteriores por una única máquina, lo que, para la empresa, se traduciría en la necesidad de menos personal. Pero el sindicato lácteo entiende que es una iniciativa perjudicial.

En los últimos días el conflicto ha venido escalando. El jueves, el sindicato de realizó una asamblea en la que resolvió exigir el reintegro inmediato de los trabajadores a sus funciones originales: mientras eso no se concrete, permanecerán en conflicto y mantendrá la medida de trabajo a reglamento. Aprobaron realizar tres horas de paros semanales y hacer movilizaciones puntuales coordinadas en el consejo directivo. Además, pidieron reuniones con las gremiales de productores, con el Parlamento, las intendencias y con los ministerios relacionados a la lechería.

Por su parte, Conaprole manifestó a los trabajadores su molestia por la asamblea realizada este jueves y las medidas resueltas. La empresa emitió un comunicado interno al personal al que accedió Telemundo y en el que se dice que en una torre hubo un incidente que determinó que no pudiera quedar operativa por 24 horas: ante esa situación, Conaprole había pedido al sindicato en más de cuatro ocasiones que difiera la asamblea fijada para el jueves. “En todo momento se ha transparentado al gremio información sobre la crítica situación referente al manejo de la reserva y calidad de materia prima”, dice el comunicado y asegura que ello justifica el pedido de postergar la asamblea.

Respecto al tema central de la situación de los trabajadores, Conaprole reiteró que la postura de la cooperativa es que se trabaje como todo el mundo lo hace con los equipos disponibles y que no se verán afectados los puestos de trabajo o los derechos laborales. “Los trabajadores siempre han sido convocados a trabajar, pero irracionalmente optaron por medidas de fuerza buscando imponer una dotación indefendible”, sostiene el texto, y concluye que apuestan al diálogo.

Al respecto, el ministro Mieres señaló que “hay que ubicarse en las proporciones de las cosas”: “No hay un problema de pérdidas de puestos de trabajo ni de pérdida salarial, hablamos de 11 trabajadores que van a seguir trabajando. No entendemos la magnitud de este conflicto”.

“No puedo atribuir intenciones. Lo que digo es que es totalmente desproporcionado. Hay un abuso de las medidas de parte del sindicato”, afirmó Mieres.

Consultado sobre si el Ministerio de Trabajo mediará en el conflicto, Mieres dijo que hasta ahora ha habido instancias bipartitas, pero que siguen “abiertos y dispuestos a buscar soluciones”. “El ministerio va a seguir trabajando. No puede ser que incluso las medidas se puedan intensificar. Estamos abiertos. Es un conflicto de difícil explicación”, dijo.

Además, Mieres también señaló otras afectaciones del conflicto: “Los productores tamberos están con la preocupación de que no dan abasto con la recolección de leche que producen por las medidas que ya hace varios días que estableció el sindicato”.

Te puede interesar

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas

Cerrar
*
*