La cooperativa Conaprole reverá el precio de febrero y reliquidará US$ 9 millones.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La reliquidación de US$ 9 millones que realizará Conaprole -US$ 3 millones de la cooperativa y otros US$ 6 millones corresponden a Prolesa S.A.-, “brindará mucho oxígeno a los tambos que fueron afectados por la sequía y por la suba abrupta de ciertos insumos, golpeando a la producción”, afirmó Leandro Galarraga, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL).

Las gremiales lecheras le venían reclamando al directorio de la empresa mejor precio, para poder compensar la suba de los costos de producción. “Le reclamábamos que habíamos quedado muy vulnerables con el actual precio de leche, donde no se estaba trasladando el incremento de los costos de producción”, recordó Galarraga.

El dirigente recordó que la reliquidación de Prolesa S.A., que siempre es en marzo y se adelantó para febrero, “fue el doble que el año anterior” y los US$ 3 millones que corresponden a reliquidaciones de octubre, noviembre y diciembre de 2021, “son una buena señal para el sector”, remarcó el titular de la ANPL.

Pero más allá de la reliquidación anunciada, lo que más tranquilizó a los gremialistas fue el compromiso de los directores de la cooperativa, de revisar el precio para febrero y aumentarlo. “Seguramente hay aumento para la remisión de leche de ese mes. Se analiza en el corto plazo, no nos dieron la cifra de aumento pero nos aseguraron aumento y correcciones en sólidos”, destacó el entrevistado.

En ese sentido, la empresa láctea “trasladará el precio a los sólidos (grasa y proteína), que nos da otro respaldo”, explicó Galarraga.

Por su parte, Justino Zavala, directivo de la Agremiación Tamberos de Canelones, que no participó en la reunión, cifró sus esperanzas, al igual que el resto de los tamberos, en que “en febrero se llegue a un precio de leche de US$ 38 o US$ 0,39 o más, que permita paliar, en parte, el incremento de algunos insumos básicos para la lechería”. Con una buena ecuación económica, los tambos “pueden recomponer las reservas y sembrar bien los verdeos de otoño (avenas y raigras) que son claves en la producción de invierno”, explicó Zavala.

A su vez, destacó que el mercado mundial de lácteos “está caliente”. Detalló que analizando los precios a futuro en la Bolsa de Nueva Zelanda, los precios a futuro para la leche en polvo están en US$ 4.600 por tonelada.

“Hay que ser optimista en que 2022 será un año muy bueno para los lácteos. Tenemos que aprovechar y producir más”, remarcó Zavala.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas