¿Sabes qué es enfermar de brucelosis? Alimentarte con animales o derivados sin sanidad, te puede enfermar severamente.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El consumo de productos lácteos sin pasteurizar, la falta de revisión de sanidad y el consumo excesivo de derivados de los animales, provoca afectaciones que pueden resultar graves y que enferman a cientos de miles de personas y animales en el mundo, expuso para IMAGEN DEL GOLFO el doctor Pritish Tosh, especialista en enfermedades infecciosas de Mayo Clinic.

México es uno de los países con más casos de brucelosis, enfermedad que, de no ser tratada, puede provocar afectaciones en el corazón, hígado, sistema nervioso, entre otras, advirtió el médico en respuesta a los cuestionamientos realizados por esta agencia de noticias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la brucelosis como “una enfermedad bacteriana causada por varias especies de Brucella, que infectan principalmente al ganado vacuno, porcino, caprino y ovino. Los humanos generalmente contraen la enfermedad por contacto directo con animales infectados, por comer o beber productos animales contaminados o por inhalar agentes transmitidos por el aire. La mayoría de los casos se producen por la ingestión de leche o queso no pasteurizados de cabras u ovejas infectadas”.

Asimismo, advierte que “la expansión de las industrias animales y la urbanización, así como la falta de medidas higiénicas en la cría de animales y en la manipulación de alimentos, explican en parte que la brucelosis siga siendo un peligro para la salud pública”.

La enfermedad puede ser tratada con antibióticos específicos, administrados durante un considerable periodo, es decir, semanas o, incluso, con repetición de tratamientos. La brucelosis puede ser detectada, primeramente, mediante análisis clínicos, laboratoriales y estudios ordenados por médicos.

PRECAUCIÓN CON EL CONSUMO EXCESIVO DE PRODUCTOS ANIMALES

-¿Qué tan frecuente es la atención de pacientes que enferman de brucelosis, cisticercosis o de otros padecimientos contraídos por consumo de productos derivados de animales?

-“La brucelosis afecta a cientos de miles de personas y animales en todo el mundo. Para prevenir la brucelosis, es útil evitar los productos lácteos crudos y tomar precauciones al trabajar con animales o en un laboratorio.

La brucelosis normalmente no se transmite de persona a persona, pero en algunos casos, las mujeres han transmitido la enfermedad a sus hijos durante el parto o a través de la leche materna. En casos excepcionales, la brucelosis se puede contagiar a través de la actividad sexual o por medio de transfusiones de sangre o médula ósea contaminadas”, puntualizó el doctor Pritish Tosh, especialista en enfermedades infecciosas de Mayo Clinic, en atención a las preguntas de IMAGEN DEL GOLFO.

-¿Hay registro de los países o regiones con más casos de brucelosis en ganado y personas que enfermen de ello? México se encuentra entre esos países?

-“La brucelosis es poco común en los Estados Unidos, pero es más frecuente en otras partes del mundo, especialmente en estos lugares: Sur de Europa, incluidos Portugal, España, Turquía, Italia, Grecia, sur de Francia, Europa del Este, México, América del Sur y Centroamérica, Asia, África, el Caribe y Medio Oriente”.

-¿El consumo excesivo de productos animales puede afectar la salud de las personas y/o su calidad de vida? ¿Puede haber afectaciones serias o graves a la salud?

-“En cuanto al consumo excesivo, es necesario recordar siempre que la clave para mantenerse saludable es una alimentación adecuada, que provea todos los nutrientes en las cantidades necesarias para el cuerpo. El consumo excesivo de cualquier alimento puede provocar alteraciones en la salud”.

-¿Es necesario incrementar el control de sanidad de animales considerados “para consumo” o en este caso de la brucelosis, control del ganado?

-“Las personas que trabajan con animales o están en contacto con sangre infectada tienen un mayor riesgo de contraer brucelosis.

Algunas de estas ocupaciones son: Veterinarios, productores lecheros, ganaderos, trabajadores de mataderos, cazadores o microbiólogos. En estos casos, es importante utilizar guantes de goma al manipular animales enfermos o muertos, tejidos de animales o al asistir a animales a dar a luz.

En laboratorios, deben mantenerse las condiciones apropiadas de bioseguridad, mientras que en los mataderos, también deben seguirse medidas de protección, como separar el piso de matanza de otras áreas de procesamiento y el uso de ropa protectora.

La vacunación también es una medida eficaz; en Estados Unidos, un programa de vacunación intensivo ha eliminado casi por completo la brucelosis en los rebaños de ganado”.

ALERTAS PARA TRATAR BRUCELOSIS

-¿Cómo puede una persona sospechar de enfermedad por consumo de lácteos y otros derivados animales y cómo se puede atender?

-“Los síntomas de la brucelosis se pueden presentar pocos días o meses después de haberte infectado. Los signos y síntomas son similares a los de la influenza y pueden ser: Fiebre, escalofríos, pérdida de apetito, sudores, debilidad, fatiga, dolor articular, muscular y de espalda, así como dolor de cabeza.

Los síntomas de la brucelosis pueden desaparecer durante semanas o meses y después volver a aparecer. Algunas personas tienen brucelosis crónica y tienen síntomas durante años, incluso después del tratamiento. Los signos y síntomas a largo plazo pueden incluir:

Fatiga, fiebre recurrente, inflamación del revestimiento interno de las cavidades del corazón (endocarditis), inflamación de las articulaciones (artritis), artritis de los huesos de la columna (espondilitis) y artritis de las articulaciones donde se conectan la columna y la pelvis (sacroilitis).

La brucelosis puede ser difícil de identificar, especialmente en las primeras etapas, cuando a menudo se asemeja a otras afecciones tales como la gripe”.

-¿Cómo puede prevenir una persona el enfermarse por alimentos de origen animal, o cómo podría alertar a la población en el caso del consumo de lácteos no pasteurizados?

-” Para prevenir la brucelosis, es útil evitar los productos lácteos crudos y tomar precauciones al trabajar con animales o en un laboratorio.

Algunas personas han optado por leche cruda o sin pasteurizar más recientemente sin comprender los posibles resultados para la salud.

Mediante la pasteurización, estamos eliminando varios tipos diferentes de bacterias (E. coli, por ejemplo) que causan diarrea, pero también algunas infecciones más graves, como la brucelosis, que pueden causar infecciones en todo el cuerpo, incluidos los huesos y las articulaciones.

La mejor prevención contra la infección es evitar los productos lácteos crudos y asegurarse de que los productos lácteos hayan sido pasteurizados. La pasteurización ha sido una intervención que ha salvado innumerables vidas y es segura. El consumo de productos lácteos sin pasteurizar, incluida la leche cruda o los quesos crudos, representa un riesgo para la salud”.

-¿Las enfermedades por lácteos, o en el caso de la brucelosis, provocan secuelas en los pacientes?

“La brucelosis puede causar infecciones graves, incluidas infecciones del torrente sanguíneo, infecciones de los huesos y las articulaciones, y también, potencialmente, infecciones del corazón, entre otras.

La brucelosis puede afectar prácticamente a cualquier parte del cuerpo, incluidos el sistema reproductor, el hígado, el corazón y el sistema nervioso central. La brucelosis, cuando se vuelve crónica, puede provocar complicaciones en un solo órgano o en todo el cuerpo, tales como Inflamación del revestimiento interno de las cavidades del corazón (endocarditis), artritis o infecciones del sistema nervioso central”.

CUIDADO CON SANIDAD DE PRODUCTOS ANIMALES

– A raíz de la pandemia de COVID-19 y la teoría de que la enfermedad surgió por el consumo de murciélagos, especialistas han puesto más atención en temas relacionados a la situación. En este contexto, ¿es necesario incrementar la cultura de sanidad animal y de moderación de consumo de productos animales o derivados de éstos?

“Es necesario, en cualquier caso, mantener las medidas necesarias mencionadas anteriormente tanto en la sanidad animal, laboratorios y mataderos, así como también tener especial atención en el tratamiento de los productos de origen animal, como en el caso de lácteos, la pasteurización.

El consumo de productos de origen animal sin los cuidados necesarios que garanticen la higiene, puede provocar distintas infecciones o afecciones graves”, advirtió el médico especialista en enfermedades infecciosas.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas