Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha mantenido una reunión con la Federación Nacional de Industrias Lácteas, FeNIL, para abordar la grave problemática que afronta el sector de vacuno de leche.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El resultado, que desde la organización acusan a la industria de no asumir su parte de responsabilidad para enriquecerse a costa de arruinar al sector ganadero

Desde la FENIL, «como viene haciendo toda la industria láctea hasta la fecha», ha echado balones fuera y señala a la distribución como única responsable del desastre del sector lácteo. «Un claro ejemplo del juego de estos dos eslabones en la cadena es que la distribución dice que ha subido el precio en el lineal para que repercutiera a los ganaderos pero que se lo queda la industria; la industria dice que no les ha llegado tal subida» dicen desde Unión de Uniones.

Si bien desde Unión de Uniones ya se ha señalado que el principal problema de la leche se encuentra en la guerra de precios de la distribución, presionando los precios a la baja; la organización profesional agraria señala también que «la industria tiene una parte de responsabilidad en la ruina del sector lácteo, imponiendo contratos con cláusulas que dicen que el precio pagado está por encima del coste de producción del ganadero y haciendo que la imposición de precio por la distribución no les repercuta a ello transmitiéndoselo por completo al ganadero».

«LOS GANADEROS DE LECHE NOS ENCONTRAMOS EN LA RUINA TOTAL, MIENTRAS QUE LA INDUSTRIA PARECE NO ENTENDER QUE SIN LECHE LOS SIGUIENTES EN DESAPARECER SON ELLOS»

Nada más lejos de la realidad, con unos costes de producción al alza y que se estiman en la actualidad en más de 40 céntimos el litro de leche; el precio pagado al ganadero de media nacional fue de 34,2 céntimos el litro.

La organización ha requerido a la FeNIL que desde la industria se asuma su parte de la responsabilidad, «los ganaderos de leche nos encontramos en la ruina total, mientras que la industria parece no entender que sin leche los siguientes en desaparecer son ellos».

También alerta al consumidor de que este bajo precio en el lineal a medio plazo pone en peligro el abastecimiento de leche a nivel nacional y sólo beneficia al modelo de las macrogranjas.

Desde Unión de Uniones también critican la actitud del Ministerio al no convocar a todos los agentes de la cadena láctea a las reuniones, que se realizan tras once meses de crisis aguda en el sector y cuando está más que comprobado que las buenas intenciones de industria y distribución no existen y los acuerdos creados en conjunto no funcionan.

Avisan además que las reivindicaciones no pararán hasta conseguir la sostenibilidad económica de los ganaderos de leche, en el que el precio pagado se ajuste a los costes de producción que se dan en cada momento y una rentabilidad que permita a los ganaderos mantener a sus familias.

Por ello, la organización reclama a industria y distribución que asuman su responsabilidad en la viabilidad del sector lácteo con unas relaciones comerciales entre eslabones de la cadena que no destruyan valor del producto, que siempre acaba asumiendo el ganadero.

En cuanto al sector político, Unión de Uniones reclama también responsabilidad en su labor y que plasmen, en la futura Ley de Cadena Alimentaria, medidas realmente efectivas que blinden la creación de valor en los alimentos, como la prohibición de reventa a pérdidas y una regulación de posición de dominio en el sector agroalimentario.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas