Un relevamiento de Coninagro reflejó que de las 19 producciones analizadas en agosto pasado, dos se encuentran comprometidas y el resto en recuperación y en estado de alerta.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Siete economías regionales volvieron a registrar leves caídas interanuales en las estimaciones de producción de julio pasado, precisa el semáforo mensual de Coninagro, que también da cuenta que cinco de ellas crecieron significativamente respecto de la campaña anterior. Las 19 restantes se muestran estables. La carne bovina y papa están en crisis y en medio de una gran incertidumbre, mientras que las hortalizas, aves y ovinos son las más comprometidas y el arroz, maní, granos y leche se mantienen en estado de alerta.

El semáforo de monitoreo de las economías regionales analizadas por la institución refleja que la miel fue el único producto con excelentes indicadores de mercado. “Argentina, como segundo exportador mundial de miel, sigue con más de 15.000 productores registrados en el Renapa, lo que se estima que genera unos 100.000 puestos de trabajo en forma directa e indirecta”, dijo Pablo Vallejos, vicepresidente de la Cooperativa Monte Caseros Ltda sobre el momento del sector y sus buenas perspectivas. Vallejos explicó que en el último tiempo el sector se ha tecnificado con sistemas de trazabilidad apícola que llegan prácticamente a toda la cadena, lo que convalida gestión y calidad en la reputación externa del producto. “En cuanto al precio -agrega- se ha venido recuperando desde julio del año pasado de $ 150/155 a $270/300 pagados al productor en julio 2021. El repunte, aunque impulsado por la suba del dólar, mantiene la rentabilidad del sector apícola”, dijo Valllejos.

En cuanto a precios y costos, hubo productos que mostraron subas heterogéneas y en ocho casos inferiores a la inflación. Según Coninagro, en términos de costos las actividades intensivas en el uso de insumos mostraron en mayo subas de más del 90% interanual en pesos, mientras que otras que pueden combinar más factores pudieron moderarlos. En promedio, los tuvieron una suba interanual del 71%. Cabe recordar que en los últimos meses se profundizó la problemática de la cebolla y la carne vacuna. Y los sectores lácteo, de hortalizas, arroz, vino y mosto también arrastraron alertas hasta los últimos análisis.

La situación de cada sector

En el caso del sector bovino impactaron los cupos a la exportación y la incertidumbre. Lo mismo pasó con la papa, otro de los productos que muestra luces rojas: los precios estuvieron por el piso, más aún en relación a los costos. También con signo de crisis están las hortalizas: hubo algunos repuntes de precios, pero en general sobreoferta. En aves creció la participación en el mercado interno, pero con costos en alza. Y los ovinos afrontaron un mercado poca dinámico, por las emergencias en el sur del país, dice el informe.

Los especialistas de Coninagro marcaron otros siete productos en “advertencia”. Para el arroz, los costos empeoran la ecuación, aunque con mejores volúmenes de mercado. En la misma línea estuvieron los cítricos dulces, que sobrevivieron casi un semestre con precios a la baja y menos exportaciones. Además, los granos tuvieron “precios en una meseta” y con correcicones a la baja de algunas estimaciones de producción.

 

Semáforo de economías regionales con datos de agosto pasado. (Fuente: Coninagro)

La leche tuvo un mercado más estable, pero presentó costos altos y los precios de la mandioca acompañaron la inflación en el interior del país. El maní tuvo costos sensiblemente altos y un equilibrio ajustado. Y peras y manzanas presentaron una recuperación de precios, pero con menor volumen de comercio.

A diferencia de abril pasado, cuando el algodón se posicionó como el producto estrella, esta vez tuvo estimaciones de producción en recuperación, aunque con buenas señales de precios. En el caso de los forestales hubo buenos precios, pero con pocas operaciones. Por otro lado, los porcinos tuvieron buenas señales de mercado, salvo la suba en los costos. Mientras tanto, el tabaco aún se recupera en los precios observados en ese mes. Por último, el informe de Coninagro precisó que el vino y mosto tuvieron buenos precios, y una demanda “volátil”, tanto en consumo como en exportación. Asimismo, la yerba mate presentó una producción estable y con consumo creciente en julio.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas