Los dos eslabones padecen problemáticas de variada índole e impacto que también impiden que la cadena se apropie del valor que genera.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Sobre la base del análisis que mensualmente realiza el Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos – IAPUCo que referencia la valorización en la cadena sobre el Valor por Litro de Leche Equivalente – VLE, se muestra en el siguiente gráfico el agregado de valor en cada etapa de la cadena en términos relativos de participación respecto al precio final total del sistema (mercado interno y exportación).

Participación del Sector Primario

La participación del productor en el total del sistema fue para julio de 2022 del 35,5%, 0,6 puntos por debajo del mes anterior, bastante por encima de la media del 31,6%. Una disminución de 0,7 puntos en los valores finales de mercado interno y una mejora de 1 punto porcentual en la participación de los valores de mercado externo, colocándola 4 puntos por debajo de la media histórica de la serie disponible (64,1%).

La participación del productor sobre el valor de salida de fábrica (precio al que vende la industria) fue de 58,4%, 0,3 puntos debajo del mes pasado y 5,3 puntos encima del promedio de la serie (53,1%). Cabe recordar que la serie histórica para los valores de salida de fábrica tiene una mayor extensión temporal que el resto.

Queda claramente evidenciado, tanto en la participación del productor en el valor de mercado en general y en particular (MI y ME), y con las comparaciones internacionales disponibles, que no es un problema de participación, es decir no se evidencia un problema de “transmisión” dentro de la cadena (si hay una mayor participación del sector comercial en el mercado interno en los últimos tiempos, que afecta tanto al sector primario como al industrial).

“El problema por el cual no se accede a precios de la leche al productor como se da en los mercados mundiales (unos US$ 0,53/litro de leche), es producto de ´interferencias´ que impiden que la cadena se apropie del valor que genera. Esas interferencias son de variada índole e impacto: controles de precios domésticos de los productos lácteos, caída del poder adquisitivo de los consumidores, primarización del consumo, productos alternativos, informalidad impositiva (posiblemente el más grave de todos ellos por su crecimiento), derechos de exportación, bajas de reintegros, entre otras.

Como se indicó más arriba y cabe resaltar es la mayor incidencia relativa de la intermediación comercial en el mercado interno (que pasa del 19,7% en ene-jul 2021 a 24,6% en ene-jul 2022), es decir la diferencia entre lo que paga el consumidor y lo que factura la industria (precios minoristas vs. precios mayoristas), y esa mayor participación se trasunta en menor participación del productor y sobre todo de la industria en el valor final.

Participación del Sector Industrial

La industria mejoró en julio de 2022 su performance de participación en el mercado interno (0,1 puntos), en el mercado externo empeoró 1,5 puntos su importancia relativa (19,9%) y retrocedió levemente su participación en el total del sistema.

La facturación total de salida de fábrica por litro de leche equivalente estuvo en US$ 0,69 (1 centavo más que el mes anterior), +US$ 0,09 que el promedio de la serie disponible y 5 centavos menos que el máximo logrado en mayo y octubre de 2013.

“Estos niveles de facturación en ambos mercados como en el total, están muy lejos de los valores que se logran en los principales países lecheros que se ubican en un valor cercano al dólar por litro equivalente (en planchada de fábrica) y que no se dan en Argentina por las interferencias entre el mercado y los actores de la cadena mencionadas anteriormente” Además, los expertos señalaron que la mejora se debe más a un retraso del tipo de cambio que a una mejora del valor en pesos.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas