Existen infinidad de variedades ya sean de leche de vaca, oveja o cabra. En su primer centenario, La Paulina cuenta el verdadero secreto del sabor.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
En Argentina se producen más de 150 variedades de quesos, sin dudas, otra pasión nacional. Foto: Shutterstock.

Como el mate, el asado y el dulce de leche, el queso es un compañero indispensable de momentos importantes en la vida de los argentinos. Claro está que las reuniones no serían lo mismo sin esa picada majestuosa que tanto placer da compartir con la familia o los amigos. Las cenas no tendrían el mismo significado si el pastel de papas de la abuela no tuviera el queso perfectamente gratinado, o esa porción de pizza no sería tan deliciosa sin esa mozzarella que se estira hasta el infinito y qué decir del aroma a café de cada mañana con esa tostada rebalsada de queso crema. Sin lugar a dudas, el queso es una pasión que nos acompaña en todos los momentos que nos encanta vivir.

Con esa misma pasión y sentimientos es que desde 1921 los fundadores de La Paulina comenzaron a producir los quesos que ellos querían disfrutar. Aquella audaz aventura que nació hace 100 años comenzó su proceso de expansión primero a nivel regional para luego convertirse en un emblema nacional.

Su larga e indiscutida trayectoria, la permanente incorporación de adelantos tecnológicos e innovadores en sus plantas, como así también el reconocimiento de sus consumidores, la convirtieron en una de las principales marcas lácteas del país y referente de los argentinos.

Si bien sus productos estrellas son los quesos, La Paulina con el correr de los años también incorporó a su extensa lista, dulce de leche tradicional y repostero, crema de leche y manteca.

Los festejos recién comienzan

La Paulina honra su pasado desarrollando con pasión los productos del mañana. Es por eso que celebra su primer centenario honrando el espíritu aventurero de sus fundadores. Además, fortalece el compromiso de llevar cada día a la mesa de todos los argentinos los quesos que los apasionan pero sosteniendo la calidad e innovación que los caracteriza.

Pero también, en este gran festejo por la llegada de los primeros 100 años, sin perder su esencia, La Paulina se propuso la renovación de su imagen e isologotipo que próximamente podrá verse.

Por otra parte, además de su sabor indiscutido, los quesos se colocan en un lugar único entre los alimentos. Es de los pocos que brindan una nutrición completa, con todos los nutrientes provenientes de la leche, como calcio y proteínas.

Blandos, en fetas, rallados, semiduros, fundidos, en hebras, hilados, cremas, intensos, no importa cuál elijas, como se dijo en un aclamada película argentina, protagonizada por un gran actor “los seres humanos podemos cambiar de ideas, de sentimientos, pero lo que no podemos cambiar nunca son nuestras pasiones”.

Para más información pueden entrar a @LaPaulinaAR o a su sitio web.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas