La Xunta de Galicia presentó hace poco más de un mes, la Cuenta Láctea, una aplicación de cálculo de costes de producción de leche.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Gobierno gallego espera que esta herramienta sea reconocida como una fuente de datos de consulta pública, conforme a la normativa vigente, para permitir su utilización como referente en la negociación de los precios de la leche. Así lo ha defendido en el Parlamento, el director general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, José Balseiros.

La principal finalidad de la Cuenta Láctea es mejorar la gestión económica de las explotaciones y también la capacidad negociadora de los ganaderos ante de los primeros compradores de leche.

Para ello, la aplicación permite controlar las inversiones y los costes de producción, así como concretar cuánto cuesta producir un litro de leche y -lo más importante- a qué precio se puede vender, según ha destacado Balseiros.

Además, otras ventajas que ofrece son, por ejemplo, el hecho de ser gratuito, tener un acceso sencillo vía web, un manejo muy intuitivo y la posibilidad de emitir una cuenta de resultados completa y un informe con los resultados obtenidos. Este informe está pensado, precisamente, para emplearse por parte de los ganaderos como elemento de negociación de su contrato con la industria, de tal manera que el precio percibido por la leche, de acuerdo con la legislación, no pueda ser inferior a su coste de producción.

Pastos

El Plan de pastos de Galicia incluye actuaciones en varias fases, por un importe global de casi 9,5 M€ en más de 2.400 ha de 68 montes vecinales. El total de pasteros finalizados y previstos asciende a 71.

José Balseiros destacó que la primera fase del plan finalizó ya a comienzos de este año y que actualmente se está ejecutando la segunda, estando prevista su finalización en los primeros meses de 2022. Con ambas, hoy en día ya están ejecutadas o comprometidas actuaciones en 40 pasteros, con una superficie de cerca de 1.500 hectáreas y con una inversión de más de 5 millones de euros.

El principal objetivo de este plan de pastos, que se desarrolla en terrenos de montes vecinales es aumentar la superficie disponible para las ganaderías existentes o de nueva implantación, de forma que puedan incrementar su base territorial, al tiempo que se incide en la prevención de los incendios forestales. Otras ventajas que ofrece son las de mejorar la viabilidad de las explotaciones, así como el bienestar de los animales, mejorar los ecosistemas agroforestales e impulsar la gestión de las comunidades de montes, al poner parte de su superficie en producción, tal y como explicó el director general.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas