Una de las empacadoras de carne más grandes de Estados Unidos, Cargill, está colaborando con socios como Nestlé USA en el programa Dairy Beef Accelerator, que busca en el lapso de tres años avanzar en la investigación y apoyar a los productores en los cruces entre ganado de carne y de leche.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
De acuerdo con Cargill y la Universidad Tecnológica de Texas, las crías de cruces entre ganado de leche y de carne tienen una mejora sustancial en productividad. Foto: espanol.genex.coop

De acuerdo con la compañía, estos cruces tienen el potencial de ayudar a la industria a mejorar la eficiencia de la cadena de suministro y abordar el cambio climático, mientras continúa brindando a los consumidores proteínas de alta calidad.

 

La práctica dirigida por los ganaderos tiene el potencial de ayudar a las industrias de carne de res y lácteos de Norteamérica, pues son los que lideran los esfuerzos para hacer que avancen, como dijo la firma.

 

El impacto de la sostenibilidad del programa es prometedor, según una investigación realizada por la Universidad Tecnológica de Texas, y brinda beneficios tanto a los productores de carne vacuna como de leche. La investigación inicial, por ejemplo, indica:

 

-En comparación con los terneros lecheros de raza pura, los terneros de cruces entre razas cárnicas y lecheras pueden proporcionar carne de mayor calidad sin afectar la eficiencia actual de la producción de leche.
-Estos terneros producto de cruces también mostraron una mayor eficiencia alimenticia (en comparación con los terneros de raza pura), lo que reduce la huella ambiental asociada con su producción.
-El aumento de la eficiencia de la alimentación reduce significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).
-La práctica beneficia la calidad de la carne, dado que se obtiene más volumen de canales de mayor clasificación, lo que brinda a los operadores de cebaderos más acceso a oportunidades de comercialización basadas en el valor: los terneros cruzados son más valiosos en el mercado para las lecherías que los puros.

Dale Woerner, PhD de la Universidad Tecnológica de Texas, aseguró que los productores están a la vanguardia para liderar la industria, promoviendo tanto eficiencia como resiliencia.

 

“Las industrias de carne y lácteos tienen la oportunidad de trabajar juntas para producir animales aún más eficientes. El cruce de vacas lecheras con toros de carne complementarios puede promover la sostenibilidad al reducir el impacto ambiental y mejorar la rentabilidad”, afirmó.

 

La investigación realizada por la Universidad Tecnológica de Texas proporciona información adicional sobre el impacto en la sostenibilidad de la práctica del cruzamiento, así como los beneficios para los productores, según indicó Heather Tansey, directora de sostenibilidad de Cargill.

 

“La conectividad entre las cadenas de suministro de carne y lácteos es fundamental para comprender mejor el impacto potencial de este cruce. Tenemos que invertir más en investigación, al tiempo que brindamos apoyo para eliminar las barreras para los productores interesados”, anotó.

 

En los próximos años, Dairy Beef Accelerator dará recursos para ayudar a los productores de carne y lácteos interesados ​​a comenzar su viaje hacia la “carne en lácteos”, así como para crear oportunidades para el aprendizaje entre pares y el intercambio de experiencias con la práctica.

 

El programa hace parte de la iniciativa BeefUp Sustainability de Cargill, un compromiso para lograr una reducción del 30 % en la intensidad de los gases de efecto invernadero (GEI) en toda la cadena de suministro de carne de res de Norteamérica para 2030.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas